Resumen Anual 2019 (No.3 Corrupción)

0
57

Bayano digital ofrece a sus lectores y lectoras un resumen anual de sus publicaciones más destacadas, organizadas por área temática a las que podrán tener un renovado acceso.

Las  notas más relevantes sobre corrupción, están relacionadas con el modelo de corrupción y el escándalo de Odebrecht.

Durante del decenio Martinelli – Varela, tras decenas de escándalos de alto perfil, el balance de su impacto debe trascender del espectáculo mediático a su valoración como crimen organizado.

En este resumen ponemos a disposición de nuestros lectores dos ensayos elaborados por el profesor Cecilio Simon en el que se diagnóstica, desde su óptica, el tema de la corrupción.

En Panamá: Autoritarismo y Modelo de Acumulación Parasitaria, presentado el 12 de octubre de 2014 en La Jornada de Educación Cívica: Transfuguismo y Formación de Valores en la Juventud, se delinean dos carriles por los que transita la corrupción.

Por el carril cohesivo – coercitivo camina la propaganda oficialista,  la judicialización del conflicto político y la militarización de la Fuerza Pública.  La propaganda oficialista, bajo el supuesto “cumplimiento de las promesas de campaña”,  combinada con la crispación política, diseñada para saturar a la población, neutralizar a los aliados y poner a la defensiva a la oposición. La efectividad de la propaganda política, posibilita la sistemática ruptura de la institucionalidad democrática, sin que provoque manifestaciones de rechazo, por el apoyo difuso  de la población y el apoyo específico  de los sectores más radicalizados del régimen.

El carril de acumulación parasitaria transita los poderosos intereses de la fracción hegemónica, constituidos como una la corporación privada que, en el ejercicio del poder, acumula inmensas fortunas.  Los “accionistas” de esa corporación, emplean medios tradicionales de corrupción y han creado innovadores mecanismos para apropiarse de los bienes y recursos del Estado para la reproducción parasitaria de sus recursos en detrimento de la fracción empresarial productiva, comprometida con el desarrollo del mercado interno. A través de este carril se garantiza el apoyo específico al régimen (Easton).

En la ponencia presentada el 3 de octubre de 2019 en el Congreso Científico de la Universidad de Panamá bajo el título “Panamá, red criminal para la captura del Estado, se establecen tres modelos de la corrupción:  La Corrupción SistémicaLa Mega Corrupción,y la Captura del Estado, diseñadas para favorecer la acumulación parasitaria.

El modelo de corrupción diseñado por el expresidente Ricardo Martinelli (2009 – 2014) y su sucesor Juan Carlos Varela (2014 – 2019) se relacionan con las tres modalidades de corrupción, aun cuando prevalecen las denominadas “Mega Corrupción” y la “Captura del Estado.”

Vito Tanzi (Consultor del BID) y Hamid Davoodi (Economista del FMI), parten de la hipótesis que un elevado nivel de corrupción se asocia con una alta inversión pública. Ellos correlacionan los megaproyectos que impulsan los gobiernos con la corrupción.

El Plan Estratégico del Gobierno de Martinelli – Varela, diseñado por Alberto Vallarino (ministro panameñista del MEF) y el de Varela – Saint Malo elaborado por Dulcidio de la Guardia (ex viceministro de Martinelli en el MEF), constituyen la columna vertebral de ésta modalidad de corrupción.  En ellos se priorizan las grandes obras de infraestructura (El metro, red vial, hospitales, compra de radares y de equipo militar), son la base de la mega corrupción.

Odebrecht, el donante premiado

El Plan Estratégico de la administración del presidente Juan Carlos Varela  priorizó las grandes obras de infraestructura.  El 32.7% de las inversiones públicas del quinquenio se destinaron a las megas obras como se hizo durante la administración Martinelli.

La constructora Odebrecht, acusada de entregar coimas, sobornar a funcionarios de en 12 países (incluido Panamá), es la principal beneficiaria de las contracciones públicas, algunas incluso sin litación, para ejecutar el plan de inversión pública de los dos gobiernos.

El ex presidente Martinelli y su sucesor Juan Carlos Varela diseñaron tres anillos de  corrupción:

El primero, encabezado por ellos y un selecto elenco empresarial denominado Círculo Cero o donantes de campaña.

El segundo, fue diseñado para crear una red de complicidades integrado ministros, directores, diputados (de gobierno y oposición), dirigentes del partidos (de gobierno y oposición) y tránsfugas.

El tercero, fue creado para legitimar y servir de escudo protector (persecusión selectiva) de todas las operaciones de corrupción. En ese anillo, se ubica a la mayoría tarifada (sobornada) de diputados en la comisión de credenciales, la Contraloría General de la República, la Fiscalía General Electoral, el Ministerio Público y la Corte Suprema de Justicia.

A partir de estas premisas presentamos algunas notas relevantes sobre corrupción publicadas en Bayano digital.

Varela, Asalto al Estado forma superior de corrupción

El peso clientelista de la gruesa chequera de Varela pudo más que la “línea” de Pedro Miguel González. Con el acostumbrado manotazo sobre la curul, más de 50 diputados de oposición postulados para la reelección por el PRD y el CD, ratificaron la designación de Jorge González como miembro de la  Junta Directiva de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

Más allá del clientelismo que encierra esa bochornosa votación, el presidente Varela somete a la sociedad panameña a una forma de corrupción a gran escala  denominada por Joel Hellman y Daniel Kaufmann, asalto al Estado.

Contralor general Federico Humbert.

El asedio del contralor general de la República, Federico Humbert, quien por 15 meses congeló sendas planillas que manejaban los diputados para realizar cuestionados nombramientos, para presionar el voto favorable para los proyectos del Ejecutivo, tipifica el “asalto al Estado”.

Un claro ejemplo de “asalto al Estado” fue la ratificación, por parte de la Asamblea Nacional de Diputados, de los juristas Olmedo Arrocha y Abel Zamorano como magistrados de la Corte Suprema de Justicia, tras la reactivación de la cuestionada planilla 080.

Los diputados tarifados, sometidos a la asalto del Estado, no miden el carácter chantajista del gobernante, quien se presta a saciar parcialmente con nuevos sobornos, la inmensa sed de recursos de los diputados releccionistas.

Movidos por compromisos  y sobornos a los diputados, el ejecutivo podría lograr que ratifiquen a sus magistrados.

Sergio (Chello) Galvez, Presidente de la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional de Diputados

La ratificación de magistrados propuestos por el gobierno para integrar la Corte Suprema de Justicia comenzará después de carnavales. Este jueves, sin embargo, se analizará, a puertas cerradas, los métodos de entrevistas a los abogados candidatos, Abel Zamorano y Olmedo Arrocha, según ha dicho el presidente de la Comisión de Credenciales que trata este tema en la Asamblea, Chello Galvez.

Trasciende, sin embargo por estos días que más allá de las influencias normales, se estarían moviendo compromisos de diputados mediante sobornos para que el ejecutivo logre sus propósitos.

En Panamá Odebrecht goza de buena salud

Alan García, Les dejo a mis hijos la dignidad de mis decisiones, a mis compañeros una señal de orgullo y mi cadáver como una muestra de mi desprecio hacia mis adversarios.

Marcelo Odebrecht, expresidente de la constructora, que fue condenado 19 años y cuatro meses de prisión por los delitos de corrupción activa, blanqueo de dinero y asociación criminal, se benefició por un acuerdo de “delación premiada” al confesar haber sobornado a buena parte de la élite política de América Latina.

Como “premio” abandonó la celda de 16 metros cuadrados en la cárcel de Curitiba, tras cumplir solo dos años y medio de prisión, para continuar en arresto domiciliario en su lujosa mansión de 3.000 metros cuadrados en São Paulo, donde viven también su esposa y sus tres hijas.

La “delación premiada” de Marcelo individualizó el delito y eximió a la transnacional de su  responsabilidad criminal, al organizar el Departamento de Operaciones Estructuradas para el soborno de los políticos, el blanqueo de capitales en el sistema bancario y el “asalto al estado” (forma superior de corrupción) para beneficiarse de las contrataciones públicas.

Un estudio de Transparencia Internacional, publicado por Odebrecht el 31 de enero de 2018, concluye que la constructora tiene la nota máxima por la divulgación de sus programas anticorrupción. En la evaluación realizada a las 110 mayores empresas de Brasil, Odebrecht fue una de las 9 que obtuvo la máxima puntuación. La evaluación de Transparencia Internacional exime de responsabilidad penal y moral a la empresa protagonista del mayor escándalo de corrupción de la historia del continente.

 

¿Detención preventiva o condena prepago?

La detención preventiva es inversamente proporcional a la magnitud del hecho punible. Para los pobres y marginados carentes de recursos y de acceso a los medios de comunicación, la condena prepago. En sentido contrario, hay un amplio régimen de medidas cautelares para los casos corrupción de alto perfil investigados en el Ministerio Público y que involucran a decenas de empresarios, directivos y oficiales de cumplimiento de más de una docena de bancos, decenas dirigentes políticos y funcionarios indagados por delitos contra la administración pública.

Evidentemente, las voces que condenan la selectividad de la detención preventiva son, a su vez, selectivas. Y el pobre que se joda!!!!

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here