Productores de arroz piden declarar en emergencia a sector agropecuario

La producción de arroz en Panamá está en su peor momento.

0
127
Dirigente de COPRAVE exigen respuestas urgentes del gobierno a la crisis del sector.

Por Alberto Velásquez
Periodista y relacionista público

Para que sea posible la seguridad alimentaria en Panamá es notoria la necesidad de declarar un estado de emergencia para el sector agropecuario, manifiestan en un comunicado el Comité de Productores de Arroz de Veraguas (COPRAVE).

El COPRAVE, presidido por Acher Melamed, sentencia en su comunicado que “es el momento de apoyar al productor y buscar la autosuficiencia y seguridad alimentaria por el bien de nuestros ciudadanos y de nuestro país”.

En el comunicado, los agricultores veragüenses hacen un profundo análisis sobre la situación agropecuaria en este país frente a la pandemia del coronavirus. Tras un examen de la realidad del sector, señalan que la crisis desatada por el desafío epidemiológico representa una oportunidad única para repensar la forma en que producimos, consumimos y nos relacionamos con la naturaleza.

Señalan que más de dos millones de hectáreas agrícolas han sido degradadas por el mal manejo y falta de información, por lo cual falta la aplicación de alta tecnología con el objetivo de reducir esa pérdida de suelo, que sigue aumentando.

COPRAVE afirma que el estado de emergencia en el cual se encuentra el sector arrocero es responsabilidad única y exclusivamente del sector gubernamental. Y destaca, que la falta de pago a tiempo de la compensación de precios por medio del subsidio a los consumidores ha llevado al sector arrocero al punto de la quiebra.

Por ello, que solicitan con carácter de urgencia el pago inmediato de los 7.50 dólares por quintal del grano adeudado por parte del gobierno a los productores. Ese subsidio había sido aprobado por el Consejo de Gabinete y se requiere su cabal cumplimiento.

Los arroceros en la provincia de Veraguas subrayan que hay otras deudas importantes pendientes que deben ser saldadas con promtitud, entre ellas la ley de granos, el arroz vendido al Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) de la cosecha pasada y las indemnizaciones que actualmente tiene que pagar el Instituto de Seguro Agropecuario (ISA) a los productores nacionales.

Cosecha mecanizada de arroz en Veraguas. (Foto: La Estrella de Panamá).

En un mensaje dirigido al presidente Laurentino Cortizo, COPRAVE recuerda que en un reciente discurso el mandatario instó a “ser solidarios”, respecto a los efectos de coronavirus. Sin embargo, es necesario que el Órgano Ejecutivo pueda solidarizarse de una vez por todas con el sector agropecuario. Ello implica cancelar la forma como se hacen las compras directas a través de “urgencia notoria”.

COPRAVE repudia de manera categórica la emisión y extensión de los permisos de importación por parte de la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (AUPSA), a empresas inescrupulosas que deterioran y manipulan el mercado interno.

Los productores han señalado que dieron muestra de buena fe al aprobar de manera responsable la importación de 2,3 millones de quintales de arroz, los cuales junto con la producción nacional cubren el abastecimiento del grano hasta mediados del 2021.

La desventajosa situación económica del sector agropecuario, golpeado por las malas políticas de gobiernos anteriores, obliga a considerar la convocatoria de una reunión de todos los grupos productivos del país a favor de una estrategia nacional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here