Panamá lanza su Estrategia Nacional de Biodiversidad

0
154
Recursos hídricos de Panamá.

(Redacción de Bayano digital con información del PNUD)

Panamá presentó oficialmente la Estrategia Nacional de Biodiversidad y Plan de Acción 2018-2050, una hoja de ruta para la conservación y uso sostenible de los recursos naturales del istmo panameño, una de las regiones con mayor variedad de ecosistemas y hábitats en el mundo. La actividad se realizó en coincidencia con la conmemoración del Día Internacional de la Diversidad Biológica.

La Estrategia detalla un abanico de acciones conducentes a lograr, de aquí al año 2050, que Panamá revierta los impactos sobre su biodiversidad y ecosistemas, actualmente sometidos a presiones derivadas de un modelo de crecimiento económico con elevados costes ambientales, como la expansión de la frontera urbana y agroganadera o la contaminación del agua de los ríos y mares.

El ministro de Ambiente, Emilio Sempris, explicó que la Estrategia privilegia acciones de conservación y uso sostenible de la biodiversidad con metas y objetivos definidos, en línea con los compromisos contraídos con el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) y las Metas de Aichi para la Diversidad Biológica.

En la estrategia nacional se detalla que Panamá tiene ocho de las 200 ecorregiones reconocidas alrededor del mundo, con 21 veces más especies de plantas por kilómetro cuadrado que Brasil y un mayor número de especies de vertebrados que cualquier otro país en América Central y el Caribe.

Al respecto, Sempris resaltó que el objetivo del marco de acción es preservar y potenciar esa biodiversidad y conseguir para Panamá un modelo de desarrollo armónico y sin costes ambientales, en sinergia con las políticas y planes nacionales para el desarrollo ambiental, social y económico.

La representante residente adjunta interina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Panamá, Aleida Ferreyra, recordó que la pérdida de biodiversidad y el cambio climático son dos amenazas principales. El secretario general de la ONU, António Guterres, advertía recientemente que “las tendencias negativas actuales de la biodiversidad frustrarán el progreso hacia el 80 por ciento de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, a falta de medidas efectivas.

Para Ferreyra, hay pruebas fehacientes de que la naturaleza se puede conservar, restaurar y usar de forma sostenible, mientras se cumplen los objetivos económicos y sociales. El cambio de paradigma no es sólo una necesidad, sino una oportunidad para catalizar inversiones y generar actividad económica basada en la innovación y sin impacto ambiental, afirmó la representante.

El lanzamiento de la Estrategia coincidió con el llamado internacional de las Naciones Unidas a la preservación de la biodiversidad, cuyo tema este año está centrado en la interrelación existente entre la seguridad alimentaria, la salud pública y el ambiente. El lema elegido para representar esa conexión es “Nuestra biodiversidad, nuestra alimentación, nuestra salud”.

“Panamá tiene la oportunidad de ser un ejemplo en la región y cambiar el paradigma de desarrollo, transitando hacia una economía circular, limpia, de bajo carbono, y potenciando sistemas agrícolas sostenibles, diversificados, locales, que generen prosperidad a las comunidades y futuro en el entorno rural. Hay soluciones probadas”, afirmó Ferreyra.

La gerente nacional de Programa para Ambiente y Desarrollo Sostenible del PNUD, Jessica Young, destacó el proceso participativo en la formulación de la Estrategia, que contó con el aporte de la sociedad civil, organizaciones ambientalistas, academia, sector privado y pueblos indígenas. “El PNUD contribuyó a la organización y codiseño de las consultas públicas a nivel nacional y brindó aportes sustantivos, incluyendo los consensos técnicos y la priorización de temas”, subrayó Young.

La Estrategia Nacional de Diversidad Biológica, la Estrategia Forestal Sostenible al 2050 o los compromisos adquiridos frente a la Convención de la ONU sobre cambio climático, son pruebas de la importancia de la agenda ambiental. Panamá promueve un Plan de Género y Biodiversidad liderado por mujeres indígenas, con amplia participación social. Paralelamente, el país se sumó a la iniciativa BIOFIN, una asociación global para el financiamiento de las políticas sobre biodiversidad.

El PNUD acompaña a este país en esas iniciativas y ha sido socio de MiAmbiente y de las instituciones nacionales en el diseño de la Estrategia de Biodiversidad. El programa provee apoyo en materia de gestión ambiental y en materia de los compromisos internacionales, como el Convenio sobre Diversidad Biológica, ratificado por Panamá en 1995.

Diversas organizaciones vinculadas al desarrollo ambiental presentarán sus proyectos sobre promoción y defensa de la biodiversidad. Entre las organizaciones estuvieron ADOPTA, Fundación Yaguará, Naturaleza y Ciencia 507, Fondo Peregrino, Organización de Mujeres Indígenas Unidas por la Biodiversidad de Panamá (OMIUBP), INDICASAT, Programa de Pequeñas Donaciones del PNUD/GEF, Panacetácea, Centro EVAAC, Aydee Cornejo, Instituto Gorgas, Fundación Pro-Conservación de los Primates Panameños y ANCON.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here