La reconquista del Canal de Panamá

1
231

La nominación de seis figuras del movimiento popular a tres cargos vacantes en la Junta Directiva del Canal de Panamá, es, sin duda, un paso adelante en la tarea de democratizar ese organismo canalero.

Esa propuesta, consensuada por intelectuales, académicos y sindicalistas, coloca a los movimientos sociales en un camino protagónico, en procura del viejo sueño patriótico de dar a la vía acuática y a sus áreas ribereñas el mayor uso colectivo posible.

La principal reivindicación de ese movimiento llega en el momento justo del debate sobre quiénes son, verdaderamente, los dueños del Canal y las áreas revertidas, por las que cayeron los mártires de la gesta soberana del 9 de enero de 1964.

Soberanía, identidad, seguridad, neutralidad y transparencia vuelven a ocupar los titulares de medios alternativos que informan sobre los movimientos sociales que reclaman recursos económicos generados por la ruta canalera para enfrentar la pobreza y la inequidad en este país.

La sindemia de Covid-19, el cierre de miles de empresas y el desempleo masivo obligan a los sectores populares a discutir la construcción de un proyecto de justicia social para darle al Canal de Panamá un sentido estratégico, sin injerencias externas de ninguna índole.

De allí, que la postulación de candidatos populares a la Junta Directiva de la vía interoceánica sea una prioridad en el ambito político y en materia de desarrollo humano, mientras el Órgano Ejecutivo analiza en forma minuciosa esa valiosa y decorosa propuesta.

Café Bayano abre este espacio a la reflexión sobre los asuntos canaleros, con énfasis en la necesidad de garantizar un paso seguro, eficiente y expedito, que sirva a la población y a los sectores marginados del crecimiento económico.

1 COMENTARIO

  1. Es un compromiso impostergable volver a poner el Canal de Panamá, su cuenca hidrografica y las áreas revertidas en la agenda del movimiento social y popular panameño y luchar por su recuperación para el desarrollo social y económico del pueblo panameño.
    Alto a la piñata de los rabiblancos con el patrimonio del pueblo panameño y su posición geográfica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here