Ciudad de Panamá celebra 500 años de luchas

0
29
Vista de la ciudad de Panamá desde el Casco Antiguo.

Por Marco A. Gandásegui, hijo
Profesor de Sociología de la Universidad de Panamá e investigador asociado del CELA.

La ciudad de Panamá está de cumple años. Cumple cinco siglos. Es una fecha que ha merecido celebrarse. El 15 de agosto de 1519, el gobernador de Castilla de Oro (Tierra Firma), Pedro Arias de Ávila (Pedrarias), siguiendo instrucciones del rey Carlos I (a la vez, emperador Carlos V del Imperio Romano Germánico), fundó la ciudad de Nuestra Señora de la Asunción de Panamá, sobre tierras del pueblo indígena Cueva. La población indígena fue exterminada por los conquistadores en pocos años y fue reemplazada, como mano de obra forzada, por esclavos traídos de África.

Durante los primeros tres siglos (1519-1821) de su existencia, formó parte del imperio español en América. Los primeros 150 años –entre 1519 y 1671– fueron de crecimiento y esplendor gracias a su posición geográfica que utilizaron los españoles para transportar a la península ibérica las enormes riquezas metálicas (oro y plata) extraídas de las minas (alto) peruanas. El colapso del mercado de metálicos y el abandono de las ferias introdujo un siglo y medio de decadencia.

En 1821, la ciudad de Panamá se puso a la cabeza del resto del Istmo para declarar la independencia de España y la unión a (la Gran) Colombia de Bolívar. La situación económica de la urbe no mejoró hasta mediados del siglo XIX que se construyó el ferrocarril transoceánico, le siguió el inicio de las obras del Canal en 1881 que culminaron en 1914.

En medio de la turbulencia generada por el desarrollo capitalista y las luchas imperialistas por la conquista de nuevos mercados, así como por la guerra civil de los Mil Días en Colombia, la elite rentista de la ciudad de Panamá nuevamente encabezó un movimiento que culminó en 1903 con la independencia y la creación de la República de Panamá. La ciudad de Panamá se convirtió en la capital de la nueva República, ocupada militarmente por EEUU entre 1904 y 1999. A pesar de su nuevo status, por una extraña razón, la ciudad de Panamá hasta el día de hoy tiene el escudo que heredó de los reyes españoles.

La ciudad de Panamá sobre el Pacífico le dio la bienvenida a su “gemela” en el Caribe (Atlántico): Colón. Ambas estuvieron, casi un siglo, al servicio del Canal y las bases militares que EEUU construyó en la mal recordada “Zona del Canal”. En el siglo XX, la ciudad de Panamá se convirtió en el eje de una lucha generacional para dar paso al nacimiento de la Nación panameña. Cuatro fuerzas convergieron en la ciudad de Panamá para impulsar un movimiento por la soberanía que implicaba confrontar al ocupante norteamericano (que administraba el Canal de Panamá) y su aliado interno que aún domina las rentas de la posición geográfica.

En la década de 1920, apareció en la ciudad un movimiento de jóvenes de familias arruinadas del interior –Acción Comunal‒ que exigía respeto a las tradiciones y costumbres panameñas. En la década de 1930, surgió una burguesía nacional industrial que pidió la integración de la Zona del Canal al mercado nacional. En la década de 1940, la ciudad de Panamá fue sacudida por las protestas de una emergente clase de obreros, educadores y mujeres que pedían cambios y lograron aprobar una nueva Constitución Política. En la década de 1950 se tomaron las calles los estudiantes que sintetizan las luchas nacionales con una palabra: Soberanía.

Las jornadas de enero de 1964 representan un rompimiento total con el pasado. El pueblo –con los estudiantes a la cabeza– se enfrentó a los soldados norteamericanos en las ciudades de Panamá y Colón. Los gobernantes –productores agrícolas, industriales y rentistas– pierden el control (hegemonía) del imaginario de los panameños. En una rápida sucesión de hechos, la ciudad de Panamá se convierte en el escenario donde varias generaciones despliegan todas sus fuerzas. Un golpe militar se produce en 1968, en 1977 se firmó el Tratado del Canal Torrijos-Carter que pone fin a la presencia legal norteamericana, pero en 1989 EEUU invadió a Panamá destruyendo barrios enteros de la ciudad, como El Chorrillo. Los rentistas de la ciudad de Panamá recuperaron la hegemonía perdida y todo vuelve a su status colonial/protectorado.

La lucha continúa y la ciudad de Panamá será testigo de nuevos enfrentamientos y nuevas victorias. Muchos se preguntan ¿cómo será la ciudad en cincuenta años? Hay que preguntarse también cómo será en 500 años, cuando cumpla su primer milenio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here