CAMPAÑAS ANTI-VACUNAS SARS-CoV-2: ¿QUO VADIS?

0
193

Carlos Castro Gómez
Sociólogo, investigador social y
Docente universitario
Especial para Bayano digital

Las campañas anti vacunas vuelven a reactivarse. No se trata, de un fenómeno nuevo y su base de inspiración narrativa tampoco está vinculada, necesaria ni exclusivamente, solo a pestes, accidentes bacteriológicos, brotes epidémicos o enfermedades virales.

Se trata, al parecer, del llamado síndrome del negacionismo que consiste simplemente en la negación de hechos generalmente documentados, aceptados y verificables; particularmente, hechos históricos, políticos, religiosos, científicos e incluso avances tecnológicos significativos.

El rechazo a los antígenos es solo la cabeza visible de un conjunto de acciones concertadas cuyo objetivo no es otro que el de la negación rotunda de la enfermedad y el supuesto carácter artificioso del virus SARS-CoV-2.  La epidemia sería entonces, un mascaron de proa, es decir, una especie de careta decorativa que esconde tras de sí propósitos inconfesables.

Si la epidemia es una farsa, como señalan las teorías conspiratorias más conspicuas, entonces cualquier medida de fuerza que se adopte para combatirla se puede interpretar legítimamente como un asalto a la privacidad, a los derechos humanos inalienables y al libre albedrio.

Una de las tesis más difundidas de las teorías negacionistas es que la conspiración, esto es, la vacunación, está pensada para reducir la población mundial de un 2 al 3% para mediados del siglo XXI, población que hoy se calcula en un poco más de 7,625 millones de habitantes.

Lo que no está suficientemente claro es la relación entre las campañas antivacunas y las llamadas teorías conspirativas en lo que se refiere al peligro inminente de las vacunas. Aparentemente se trata de una relación intencionalmente difusa que no permite esclarecer si de lo que se trata es de exponer críticamente los proyectos antinatalistas de una reducida clique o elite mundial o de alertar a la población contra planes masivos de reducción de la población mundial.

A estas alturas, no pareciera existir dudas de que estamos frente a una inocultable relación entre las teorías conspirativas y las políticas antinatalistas neomalthusianas. Lo que habría hay establecer o incluso denunciar es, en qué dirección apunta esta relación, ¿a favor o en contra? en el contexto de un mundo globalizado y desigual.

VEA EL ARTÍCULO COMPLETO EN EL BLOG DE BAYANO DIGITAL

CAMPAÑAS ANTI-VACUNAS SARS-CoV-2: ¿QUO VADIS?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here