Avanza la cultura del enriquecimiento y el odio

0
111
Ganancias obtenidas a través del expolio.

Por Jairo H. Pertuz S.
Periodista y analista internacional

Se habla de razas y culturas en el mundo. No obstante, desde su nacimiento, ambas son controversiales y alguna hasta inaceptable. Se dice y acepta que Adán y Eva dieron origen a la raza (una) humana, pero luego, por diferentes factores, se fueron modificando en estados o apariencias físicas y genéticas y, supuestamente, cada ”raza” fue adquiriendo conductas y prácticas en su desarrollo.

Lo malo es que parece que el demonio se fue apropiando de algunos de cada ”raza” y fueron y siguen apareciendo modificaciones que cada vez empeoran, lo que debió ser un modelo de civilizaciones armónicas, sin distingos ni preponderancias o ventajas hasta llegar a lo que somos hoy, con perspectivas y sobradas muestras de que será peor cada vez para todos los seres vivos, incluida toda la naturaleza y sus riquezas.

Pequeños grupos en cada lugar del mundo han querido y quieren dominar todo y, tal vez lo peor hasta ahora es que lo toman por la fuerza y sin escrúpulos, o a través de engaños y subterfugios. Se han enquistado en sus mentes un afán absurdo de superioridad, injusto y grotesco, que ha degenerado diferentes manifestaciones de sentimientos de odio e intereses mezquinos que los lleva a cometer fechorías y asesinatos increíbles.

Hoy, en el siglo XXl, continúan los saqueos, las imposiciones y los crímenes masivos, y los países ejecutores y beneficiarios de estas prácticas pregonan ser defensores de los derechos humanos. Hoy, se llega a extremos de vender la patria e hipotecar a las presentes y futuras generaciones por intereses económicos. Se asesinan y agreden cobardemente a quienes reclaman pacíficamente sus derechos, por estar hartos del cinismo y los abusos de quienes han sido nombrados o elegidos para administrar con honestidad el patrimonio de los pueblos.

Hoy, no se ama. Se odia. Se invade, tortura y asesina, así como se apropian u ocupan territorios de otros países con falsas excusas y cinismo.

Hoy, la corrupción invade los cargos públicos y empresariales en forma descarada y las practicas aberrantes de hace siglos se siguen practicando contra los pueblos africanos y latinoamericanos. El pensamiento crítico y la formación profesional habrán de ser pilares para ir logrando la verdadera independencia internacional y de roscas de cada nación.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí