A la memoria de Juan Antonio Tack (1)

0
379
Juan Antonio Tack, durante una defensa del derecho soberano de Panamá.
“Cualquier tratado que escriba Tack, sé que lo podré vender a mi pueblo”, Omar Torrijos.

Por Julio Yao Villalaz
Asesor de Política Exterior del canciller Juan Antonio Tack (1972-77)

“La mayor de todas las cobardías consiste en callar la verdad para recoger las ventajas que ofrece la complicidad con la mentira”, José Ingenieros.

“Más vale ser vencido diciendo la verdad que triunfar por la mentira”, Gandhi.

La Dirección de la Carrera Diplomática y Consular de RREE me ha conferido el honor de escribir una reseña en torno al canciller Juan Antonio Tack. El hecho de haber sido su asesor personal compromete mi lealtad hacia el “Forjador de la Nacionalidad”.

Juan Antonio Tack, Canciller de la Dignidad, fue el más patriótico ministro de Relaciones Exteriores de nuestra historia, pues resolvió nuestro principal problema histórico: la eliminación del Tratado de 1903, de la Zona del Canal, el traspaso de la vía acuática, la evacuación de las bases militares y la soberanía.

Brazo derecho del general Omar Torrijos durante las negociaciones con EUA, el canciller Tack era una persona íntegra, de una sola pieza, estudiosa, incorruptible, modesta, sabia, circunspecta, que rehuía a todo ditirambo, elogio y la zalamería que normalmente rodea a personajes importantes.

Nunca intentó medrar a la sombra ni reducir la figura de Torrijos. Al contrario, lo enalteció y no tuvo conflictos públicos con él. Rechazó los proyectos Robles-Johnson de 1967, manifestando que “no servían ni como base para nuevas negociaciones”.

En memorándum a Robert Anderson, embajador de EUA para las negociaciones, manifestó: “Creemos sinceramente que los problemas pendientes podrían encontrar justa solución en la mesa de negociación… Más que la demora, al Gobierno y al pueblo panameño les preocupa el contenido, la sustancia del nuevo tratado, la justicia que en ese instrumento espera lograr… Panamá no busca cualquier tratado”. (24/10/72). Y a la ONU manifestó: “Hasta el presente, lo que se ha pretendido hacer es vendernos una edición revisada, corregida y aumentada del Tratado de 1903, y eso el pueblo panameño no lo va a aceptar jamás”.

En diciembre de 1972, el canciller aprobó una iniciativa nuestra de diseñar, en misión secreta en La Haya, aprobada por Omar Torrijos, la estrategia diplomática, jurídica y política de la Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en Panamá en marzo de 1973. En la sesión final, el canciller Tack pronunció estas palabras, dignas de perpetuarse en el mármol: “Estados Unidos vetó el proyecto en apoyo de la causa panameña, pero el mundo entero vetó a Estados Unidos”. La frase atribuida a Omar Torrijos de que “Panamá no añadiría ni una estrella más a la bandera de EUA” también salió de su pluma.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here