Sociedades y naciones en la etapa post Coronavirus

0
11
La pandemia de Coronavirus aceleró la caída de las bolsas en todo el mundo.

Por Dr. Carlos Pérez Morales
Geógrafo e historiador

Las naciones tienden a exacerbar el nacionalismo frente a una catástrofe. Este nacionalismo cobra sentido de cohesión, aún en las distintas clases sociales. Esto ha sido así con la pandemia que ha causado el Covid-19. Este Coronavirus, que surgió en Wuhan, China, y causa una grave enfermedad y hasta la muerte, rápidamente se expandió por todo el planeta, teniendo resultados catastróficos.

Las distintas naciones y sociedades han tenido que tomar medidas drásticas, como el encerramiento de sus habitantes, el toque de queda, el cierre de las agencias gubernamentales, el comercio, el cierre de sus puertos y aeropuertos, y el hacer pruebas a la población para detectar el Covid-19 en sus habitantes. Como este Coronavirus es nuevo en las personas, no existe un tratamiento único ni vacuna contra él.

El cierre del gobierno, la industria y las empresas comerciales, como otras fuertes medidas, ha tenido como consecuencia una paralización de las actividades económicas en los territorios. No cabe duda, de que, si la situación continúa, la economía mundial entrará en una grave depresión, con resultados impredecibles.

Son muchos los análisis futuristas que pronostican diferentes cambios en nuestro modo de actuar. Estos cambios pueden ser en el ámbito político y el económico. Desgraciadamente, se pronostica un estado más autoritario con la consecuencia de la eliminación de algunas libertades civiles. Las formas de producir y la cadena de distribución tendrán cambios muy profundos.

El sistema capitalista sufrirá importantes transformaciones, ya que “lo que nos podrá salvar ahora no son las empresas privadas, sino el Estado con sus políticas sanitarias generales, atacado siempre por el sistema del mercado “libre” y serán las virtudes del nuevo paradigma, defendidas por muchos, el cuidado, la solidaridad social, la corresponsabilidad y la compasión, las que nos salven”. (Leonardo Boff, 2020).

La periodista canadiense Naomi Klein definió la «doctrina del shock» como “la estrategia política de utilizar las crisis a gran escala para impulsar políticas que sistemáticamente profundizan la desigualdad, enriquecen a las élites y debilitan a todos los demás. En momentos de crisis, la gente tiende a centrarse en las emergencias diarias de sobrevivir a esa crisis, sea cual sea, y tiende a confiar demasiado en los que están en el poder. Quitamos un poco los ojos de la pelota en momentos de crisis”. (Klein, 2017).

Son muchos los países del mundo donde la presencia del Coronavirus ha servido para el enriquecimiento de individuos y empresas. Tomando el caso de Puerto Rico, como ejemplo, donde algunas empresas dedicadas a la construcción vendieron cientos de miles de pruebas para detectar el Coronavirus, sin experiencia propia en este campo y que no cumplían con los requerimientos establecidos, pero esas compañías e individuos contribuían con enormes sumas de dinero al partido en el poder.

El capitalismo enfrenta, al menos, tres crisis importantes: Una crisis de Salud inducida por una pandemia que ha provocado rápidamente una crisis económica con consecuencias aún desconocidas. Otra gran crisis es como enfrentar el cambio climático con empresas privadas, y la otra una inestabilidad financiera. El modelo de libre mercado ha generado una triple crisis para el capitalismo: es financieramente inestable, ambientalmente insostenible y políticamente impopular.

Son inciertos los cambios que se producirán en un mundo post Coronavirus. Lo cierto es que todo cambiará.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here