Reformas ¿Para Quién?

 “La Constitución no puede ser pensada racionalmente sino es a partir del poder constituyente”

0
330
Miguel-Antonio Bernal

 

Reformas ¿Para Quién?

Miguel Antonio Bernal
Abogado Constitucionalista

“La Constitución no puede ser pensada racionalmente sino es a partir del poder constituyente”

La inexistencia del conocimiento -de parte de los promotores de reformar la constitución militarista en nuestro Panamá actual-, de una teoría de la Constitución y mucho menos, de la historia mundial del poder constituyente, los lleva a despreciar el valor actual del principio democrático de la soberanía popular.

Afanados como están de impedir la participación ciudadana, de no permitir la existencia de mecanismos de control ciudadano para contener el ejercicio irracional del poder político, están dispuestos a valerse de todos los medios a su alcance para que en Panamá, no pueda institucionalizarse el poder ciudadano.

Es por ello que, tras la embestida de sectores empresariales para imponer “sus reformas” a la constitución cuarentona, además de la galopante manipulación mediática de la concertación y sus reformas “gatopardistas”, ahora van de la mano del denominado “buen gobierno” y de la aplanadora de sus diputados “neoemplanillados”, a intentar hacernos creer que no es viable la convocatoria de un proceso constituyente con plena participación ciudadana.

Para ello, ya han comenzado sus maniobras propagandistas y los espacios para sus plumas alquiladas y de sus periodistas gastos pagos, dirigidas a hacer olvidar que, en la solución de la crisis que vivimos, la constitución militarista es el verdadero problema. Prueba de ello, entre muchas otras, las relaciones jurídicas que esta impone para poder así mantener y promover la aberrante desigualdad que impera en nuestra sociedad.

Es obligatorio para la ciudadanía no contaminada por las desviaciones de los factores reales de la “oligocracia cleptómana”, tener muy presente que: “al poder político no le seduce tanto las transformaciones de la sociedad como el ejercicio del poder mismo y el goce de todos los privilegios y ventajas que lleva administrar los inmensos recursos del Estado.”

Quieren entonces sus reformas, para poder seguir limitando los derechos fundamentales, restringiendo nuestras libertades, pisoteando la dignidad humana, impidiendo que tengamos una Constitución, que estemos en la Constitución, a través de la participación ciudadana y el poder constituyente.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here