Reducen vulnerabilidad ante desastres naturales

0
43
Técnicos adiestrados para responder a emergencias.

Por María Josefina Arce / RHC

Los expertos vaticinan para este año una activa temporada ciclónica que se extiende del primero de junio al 30 de noviembre. Ante esta perspectiva, Cuba se prepara para minimizar las posibles perdidas humanas y daños materiales.

Con este objetivo este fin de semana se realiza en todo el territorio nacional Meteoro 2022, un ejercicio popular que cada año permite perfeccionar los planes de enfrentamiento del país a este y otros fenómenos naturales.

Será, además, una ocasión para celebrar el aniversario 60 de la Defensa Civil, cuya rápida actuación todos estos años ante diversos eventos ha sido reconocida por organismos internacionales como la ONU y gobiernos de otras naciones.

Destacan la asignación de recursos para proteger en primer lugar la vida de sus ciudadanos, a pesar de las limitaciones que impone al país el bloqueo norteamericano.

De hecho, la Organización de Naciones Unidas sugirió que dada la alta eficacia del sistema cubano puede ser empleado en otras naciones para disminuir las afectaciones.

Este sistema coordina y organiza las tareas de prevención, protección, salvamento, resguardo y recuperación, que incluye el apoyo estatal a los damnificados.

Tiene como elemento esencial la participación coordinada de toda la población y diversas instituciones como el Ministerio de Salud y el Instituto de Meteorología, que mantiene una constante vigilancia de la trayectoria y evolución de estos fenómenos, que cada día ganan en intensidad, como consecuencia del cambio climático.

Para mantener informada a la población y posibilitar la adopción de acciones preventivas, el Instituto de Meteorología se apoya en una red de Observación que incluye 68 estaciones meteorológicas y 8 radares que cubren el territorio cubano y mares adyacentes.

Además, cuenta con 137 centros de gestión de riesgo y 380 puntos de alerta temprana, que facilitan una rápida respuesta.

Los medios de comunicación también desempeñan un papel fundamental, al mantener informada a la población y contribuir a aumentar la percepción de riesgo ante esos fenómenos que nos afectan.

A esto se suma la preparación de niños y jóvenes en los centros educativos, a través de conversarlos de especialistas y materiales didácticos.

Los ejercicios Meteoro contribuyen a una mejor preparación a todos los niveles y especialmente de la población, a la que le proporciona herramientas para saber que hacer ante cualquier evento.

Cuba se ha convertido en un referente a nivel mundial en la reducción de riesgos de desastres. Sin embargo, continúa trabajando para proteger la vida de todos los cubanos, al tiempo que comparte su experiencia con el resto de los estados del Caribe.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here