Médicos piden reestructurar Comisión Asesora de la Crisis de Covid-19

0
77
Pruebas de Covid-19 realizadas en la Ciudad de Panamá. (Foto; EFE).

(Redacción de Bayano digital)

La Asociación de Médicos, Odontólogos y Afines de la Caja de Seguro Social solicitó al gobierno nacional la reestructuración de la Comisión Asesora de la crisis de Covid-19 y la adopción de verdaderas directrices uniformes a favor de las comunidades panameñas que han recibido el impacto directo de la pandemia y están afectadas por medidas relativas a la emergencia sanitaria.

Bayano digital reproduce el comunicado emitido por los médicos, al considerar que contiene importantes recomendaciones de interés para enfrentar con éxito la pandemia de Covid-19, mejorar el sistema de Salud Pública en este país y generar políticas de bienestar colectivo a favor de una población en riesgo social.

CONSIDERANDO

Que luego de tres meses de haberse decretado por el gobierno nacional, el Estado de Emergencia Sanitaria, por la pandemia del Covid-19, un número creciente de pacientes contagiados, han sido atendidos en policlínicas y centros de salud a nivel nacional, y los casos más complejos, hospitalizados en salas y unidad de cuidados intensivos de diferentes centros hospitalarios, estando ya muy próximos a la total ocupación y saturación de las instalaciones sanitarias en las últimas tres semanas, por la abrupta apertura de los dos primeros bloques económicos, la suspensión de la cuarentena a nivel nacional, a excepción de las provincias de Panamá y Panamá Oeste, lo que ha generado un mayor flujo de personas y consecuentemente de contagios.

Que persiste la insuficiente dotación de equipos e insumos de bioseguridad, en cantidad y calidad suficientes e indispensables para la protección adecuada y segura de los trabajadores de la salud del MINSA y de la CSS a nivel nacional, poniendo en riesgo su vida, la de sus familiares y demás usuarios de las instituciones públicas de salud.

Que el no reconocimiento por parte de la Caja de Seguro Social, del periodo de cuarentena y hospitalización como enfermedad de riesgo profesional en el caso de los trabajadores asegurados, contagiados por el Covid-19 en sus entornos laborales, vulnera los derechos de los trabajadores en general, y del personal de sanitario y administrativo del sector de la salud, y riñe con los derechos laborales y los principios rectores de la seguridad social.

RESUELVE

PRIMERO: Exigir al Estado para que a través del gobierno nacional asuma la responsabilidad constitucional de garantizar no sólo la salud, sino también la seguridad alimentaria de la población, y en tal sentido desarrolle de manera inmediata las acciones que permitan la disminución significativa de los casos de contagio por el Covid-19 hasta el aplanamiento sostenido de la curva de contagio; entre ellas, a retomar la cuarentena total a nivel nacional, que contribuya a parar la oleada masiva de casos que ocasionará la apertura abrupta que se dio al segundo bloque económico; lo que aunado a la realización masiva de las pruebas rápidas, que permita abrir los bloques económicos de forma científica, gradual y segura; y un apoyo económico efectivo a la población más vulnerable a través de la utilización del Fondo de Ahorros de Panamá para otorgar un bono por cabeza de familia de un valor cónsono con el costo de la canasta básica familiar que oscile en B/500.00 mensuales, para la compra de alimentos, medicamentos y artículos de primera necesidad, para garantizar la subsistencia de la población panameña, durante y post pandemia.

SEGUNDO: Exigir al Gobierno Nacional la implementación de acciones eficaces para que el proceso de reactivación de la economía y los puestos de trabajo, se de mediante el apoyo para sostener planillas de las pequeñas, medianas y grandes empresas afectadas por la pandemia, brindándoles apoyo económico a través del Fondo de Ahorros de Panamá y a través de fuentes de financiamiento por parte del Estado panameño, para que mediante la figura de préstamos blandos, se pueda garantizar que se mantenga la fuente de empleo, de manera que prevalezca la vida, la salud física y mental de la población panameña, y se minimice el impacto en salud, social y económico durante y post pandemia.

TERCERO: Exigir la entrega inmediata de equipos de protección personal e insumos médicos de bioseguridad en cada unidad ejecutora del MINSA y la CSS de manera que esto pueda ser distribuido equitativamente a todo el personal de salud para garantizar una atención eficiente y segura.

CUARTO: Exigir al Gobierno Nacional que establezcan directrices institucionales a las instituciones de salud pública y privada, respecto el tratamiento uniforme que debe darse en casos de la población en general y de manera particular con el personal que labora en instituciones de salud y que han resultado enfermos por Covid-19, producto de contagio en entorno laboral o por razón de las funciones que desempeña, para que sea considerada como enfermedad por riesgo profesional y se de reconocimiento económico prestacional que corresponde, de manera que no se de trato como enfermedad común.

QUINTO: Hacemos un llamado al Gobierno Nacional a reestructurar la Comisión Asesora de la crisis de Covid-19, de manera que se integren a los especialistas que se requieran para la atención de este problema de salud pública y que tengan la capacidad de abordar de manera integral los aspectos epidemiológicos, infecciosos, sociales y comunitarios, con la participación de académicos de las Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá y otras universidades, que por su experiencia probada, puedan aportar los conocimientos necesarios en la búsqueda de soluciones oportunas, acertadas y efectivas para atender y minimizar, hasta erradicar la pandemia.

Dado en la ciudad de Panamá, a los diecisiete (17) días del mes de junio de 2020.

Junta Directiva Nacional

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here