Marcha popular en Panamá denuncia alto costo de la vida

0
179
Los trabajadores se tomaron las calles de la capital.

(Redacción de Bayano digital)

Una marcha convocada por las principales centrales obreras de Panamá fue realizada la tarde del jueves en la ciudad capital para denunciar el alto costo de la vida y la falta de un plan del Estado para enfrentar la crisis socioeconómica.

La demostración abrió el camino para la unidad programática de los movimientos sociales ante la crisis socioeconómica y política que enfrenta Panamá. 

En declaraciones a Prensa Latina, el secretario general de la Central Nacional de Trabajadores de Panamá (CNTP), Alfredo Graell, explicó que la marcha fue programada para entregar en la Presidencia de la República un pliego de demandas y establecer una mesa de diálogo para encontrar soluciones a la convulsa situación social.

Graell precisó que esta nueva alianza por consolidarse y que denominan “Por la Dignidad Nacional” unirá a trabajadores, campesinos, estudiantes, transportistas, indígenas, mujeres, profesionales de la salud y la academia, jubilados y constructores, entre otros muchos sectores en defensa de los derechos de todos los panameños.

La caminata partió desde la Plaza Belisario Porras, con la participación de afiliados de varias centrales obreras y federaciones sindicales, que coinciden en los mismos objetivos estratégicos.

La marcha se convirtió en un ejercicio de unidad sindical.

Por su parte, los máximos dirigentes de la Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente (Conusi), Marco Andrade; y de Convergencia Sindical, Carlos González, indicaron que otra movilización de mayor impacto será realizada el 28 de junio para rechazar un proyecto de reformas laborales en detrimento de los obreros. Los dirigentes exigieron medidas oficiales para frenar el alto costo de la canasta básica familiar.

La solicitud de aumento salarial, la condena a despidos masivos, la persecución judicial y el auge del desempleo, así como el cese de las políticas subordinadas a Estados Unidos y la OTAN en su conflicto con Rusia, que ponen riesgo la neutralidad del istmo, dijeron, son otros de los reclamos.

El coordinador del Frente Nacional en Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (FRENADESO), Jorge Guzmán, resaltó que se está forjando la unidad de los movimientos progresistas para llegar al objetivo final: una Asamblea Constituyente originaria con plenos poderes que refunde al Estado.

Graell precisó que la nueva alianza en vías de consolidarse y que denominan “Por la Dignidad Nacional”, unirá a trabajadores, campesinos, estudiantes, transportistas, indígenas, mujeres, profesionales de la salud y la academia, jubilados y constructores, entre otros sectores en defensa de los derechos soberanos de los panameños.

La jornada de protesta expresó, además, la solidaridad con el pueblo de la provincia caribeña de Colón, en paro general hace más de una semana. Asimismo, sirvió para reafirmar la lucha contra la corrupción y la falta de equidad.

El pliego entregado por los manifestantes en la Presidencia de la República incluye los siguientes puntos prioritarios:

  • Alza general de salarios, jubilaciones y pensiones.
  • Alternativas concretas para que alza del precio del combustible internacional, con sus efectos multiplicadores, no afecte los ya altos costos de la comida, medicamentos y servicios básicos y no afecte la operación del transporte.
  • Congelamiento de los precios de los artículos y productos de primera necesidad.
  • Establecer un seguro de desempleo.
  • Frenar los despidos injustos, muchos disfrazados de mutuos acuerdos.
  • Acciones concretas para frenar la mafia farmacéuticas y el desabastecimiento de medicinas.
  • Combatir la corrupción generalizada y el uso de recursos del Estado para clientelismo político.
  • Desistir de los intentos de seguir reformando el Código de Trabajo con el desconocimiento a los trabajadores del sector turismo del salario legal que se debe pagar los días domingo. La pretensión de 4 días semanales a cambio de 10 horas diarias y que su intención es generalizarlo a todos los trabajadores.
  • Que el llamado empleo solidario no se utilice para desconocer derechos laborales, otorgar mayores canonjías a los empresarios y que empresas no lo aprovechen para despedir a trabajadores y recontratar en peores condiciones y encima subsidiado por el Estado.
  • Respetar las negociaciones de los convenios colectivos y atender los reclamos de los trabajadores del Canal, Grupo Rey y Gold Mills, entre otros.
  • Ratificación del Convenio 190, sobre la Violencia y Acoso Laboral.
  • Dar respuestas al pueblo colonense en lucha que ha sido burlado a sus aspiraciones gobierno tras gobierno.
  • Mejorar los servicios de la Caja de Seguro Social (CSS) y dar un alto al sufrimiento de los asegurados, jubilados y familiares que buscan medicinas, intervenciones quirúrgicas urgentes, hospitalización y medicamentos que no encuentran.
  • Suspender de inmediato el Diálogo de Yo con Yo sobre Seguridad Social.
  • Impedir el alto endeudamiento público cuyos recursos no llegan al pueblo.
  • Mayor inversión para el sistema educativo, es urgente el cumplimiento del 6% de PIB, que permita la reparación a corto mediano y largo plazo de los centros educativos, en consecuencia, mejores condiciones de educabilidad. De igual manera, el pago de las deudas con los docentes.
  • Reparación de calles. y avenidas.
  • Rechazar la eliminación de 25 rutas troncales de Mi Bus por la supuesta alza del precio del diesel lo que afectará a las comunidades más pobres de la capital.
  • Acabar con la inseguridad y esclarecer la desaparición y secuestro de mujeres y menores, así como el caso de SENNIAF en impunidad.
  • Dar respuesta a las demandas de comunidades por agua, infraestructura pública, vivienda digna, tierra, y el cese de los desalojos forzosos, y persecución de los dirigentes comunales y la constante violación de sus derechos humanos.
  • Acabar con los incentivos fiscales, créditos, exoneraciones y subsidios para monopolios y oligopolios.
  • Políticas de defensa de la producción nacional que asegure la soberanía y seguridad alimentaria.
  • Política en defensa del ambiente y contra proyectos depredadores que plantean el saqueo de nuestros recursos naturales.
  • Poner fin a la violación de los derechos humanos y los abusos policiales.
  • Que el Gobierno deje de intervenir en la política electoral lo que conduce a un fraude anticipado por parte del Tribunal Electoral carente de independencia y sometido a los poderes fácticos.
  • No asistir a la farsa llamada Cumbre de las Américas, ni permitir la constante intervención de la Embajada de Estados Unidos en nuestros asuntos internos, abandonar esta política internacional indigna y el involucramiento de la guerra de las súper potencias en Ucrania que amenaza la neutralidad del Canal, nuestra soberanía y la vida de todos los panameños, mantener una línea enmarcada en el no alineamiento, multilateralismo y neutralidad del Estado panameño. Darién.
  • Rechazar las cuatro bases militares binacionales en Darién (Panamá-Colombia) bajo el control de Estados Unidos, costeadas por nuestro país, que son ilegales, violatorias de nuestra soberanía y que no fueron consultadas al pueblo panameño.
  • Establecimiento de un espacio de discusión entre el Ejecutivo y las organizaciones sindicales y populares para debatir cada uno de estos puntos.
  • Ratificación del Convenio 169 de la OIT, relativo a los servicios de Salud adecuado en áreas comarcales y pueblos originarios.
  • Exigimos la aprobación de la propuesta tripartita de ley que reconozca el derecho colectivo de los servidores públicos.
  • Derogar con efecto retroactivo la ley 122 del 2019 que reconoce el 100% en créditos fiscales a las inversiones en turismo.
  • La ejecución de la carrera administrativa y que permitan las Convenciones Colectivas a los trabajadores del Estado.
Las mujeres participaron activamente en la marcha.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here