El camino correcto, es la rectificación

El Camino correcto es rectificar y tomar el que nuestro pueblo clama, ¡convocar a la Constituyente!, el poder soberano del pueblo, único llamado a redactar el nuevo pacto social.

0
47

Editorial CNTP

Las reformas al acto constitucional que se están debatiendo en la Asamblea de Diputados ha tenido sus reveses ocasionado por la desafortunada actitud de los sectores políticos y empresariales de creerse dueño del país, esto sólo ha sido un primer asalto y de continuar con estas reformas se vislumbra un contundente rechazo por la población panameña en un próximo referéndum.

Las contradicciones están surgiendo, ahora resulta ser que la orden es pasar todo intacto, tal cual lo presentó la Concertación al Ejecutivo, y nos preguntamos ¿dónde quedaron las consultas que hiciese la comisión de gobierno del parlamento a lo largo y ancho del país? lo cual le ha costado al pueblo erogaciones económicas.

El Camino correcto es rectificar y tomar el que nuestro pueblo clama, ¡convocar a la Constituyente!, el poder soberano del pueblo, único llamado a redactar el nuevo pacto social. Sr. Presidente Cortizo, escuche a su pueblo tal cual como lo hacía el General Omar Torrijos Herrera, que bajo esa premisa logró con éxitos unos de los problemas más emblemáticos, la descolonización.

Si el presidente adopta el camino de la Constituyente, nuestra organización de trabajadores la CNTP, caminará en esa dirección siempre y cuando se reserven los derechos de participación a la clase obrera, a los sectores populares y sociales. De no darse tal condición, estaremos caminando junto a otras fuerzas hacia un No a las reformas al acto constitucional.

El futuro de una nación ya no lo dirigen exclusivamente los empresarios políticos gubernamentales, que quede claro esta premisa, esos tiempos han quedado atrás, porque ya los pueblos han alzado su voz y reclaman una democracia participativa, donde todos seamos arquitectos y defensores del modelo de sociedad que queremos.

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá, clama por un nuevo orden constitucional que restablezca las premisas y principios fundamentales acorde a la etapa de desarrollo por la que transcurre el país visto a las grandes transformaciones producida en la ciencia, tecnología, la socialización de la producción, el comercio mundial y de una nueva división internacional del trabajo.

¡Venceremos!

26 de octubre de 2019

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here