A la memoria de Juan Antonio Tack (2)

0
206
Juan Antonio Tack, durante una defensa del derecho soberano de Panamá.

Por Julio Yao Villalaz
Asesor de Política Exterior del canciller Juan Antonio Tack (1972-77).

«Juan Antonio Tack fue designado “Forjador de la Nacionalidad”, bajo la presidencia de Juan Carlos Varela. Nació el 16 de noviembre de 1934, falleció el 22 de febrero de 2011 y fue sepultado casi incógnitamente […]»

En diciembre de 1973, tras nueve meses de congeladas las relaciones con EUA, el canciller Tack me entregó un texto propuesto por el secretario de Estado, Henry Kissinger, con siete puntos y me dijo: “Esta es una propuesta de declaración entre Panamá y EUA. Estúdiala y refórmala para ajustarla al máximo a los intereses nacionales de Panamá”. “¿Quién más intervendrá en la redacción?”, le pregunté. “Tú exclusivamente”. Esa distinción guardaba relación con mi entrevista privada con Omar Torrijos en Contadora, en la que le persuadí corregir el rumbo de la reunión de la ONU, que iba rumbo al fracaso.

Revisé y reformé la propuesta, añadiéndole el Punto 8, que liquidó la estrategia negociadora de EUA, que insistía siempre en la perpetuidad. Tack envió la Declaración a Kissinger sin hacerle ningún cambio, y este la aceptó y la suscribió junto a su homólogo el 7 de febrero de 1974.

En el aniversario 35 de la Declaración (8-2-2009), me manifestó: “Muchas gracias por ser -como todo parece indicar- tú y yo los dos únicos panameños que recordamos el Anuncio Conjunto. Cuando uno ve la retrospectiva, y revisamos las ‘hazañas’ de Kissinger a nivel mundial y latinoamericano, especialmente en el asesinato de Salvador Allende, podemos ser más conscientes sobre CON QUÉ CLASE DE INDIVIDUO NOS ATREVIMOS A METERNOS”. (Julio Yao: “Juan Antonio Tack, el gran ausente”, La Estrella, 17/10/17).

“Debo DEJAR en claro que, por lo menos en cuanto a mí concierne, siempre pensé y trabajé en la concepción DE UN SOLO TRATADO DEL CANAL, no en dos o tres tratados separados, como los de 1967. Consideraba que todas las materias relativas al Canal de Panamá, a la Zona del Canal, a las bases militares, a la posible modernización del Canal, a los beneficios económicos que debería recibir Panamá, al importante tema de la duración, así como la variedad de materias conexas, podían establecerse en ese solo Tratado que fuese de verdad enteramente nuevo”, (las mayúsculas son del canciller Tack).

Juan Antonio Tack fue designado “Forjador de la Nacionalidad”, bajo la presidencia de Juan Carlos Varela. Nació el 16 de noviembre de 1934, falleció el 22 de febrero de 2011 y fue sepultado casi incógnitamente (asistimos menos de diez personas), sin que hubiese una sola bandera nacional para cobijarlo.

El canciller Tack fue víctima de una conspiración, porque no aprobaba ni una falsa neutralidad ni “derechos de defensa” después del año 2000, que encubrían derechos de intervención perpetua en Panamá: “Es mi opinión personal que esa política trazada por (el presidente) Hayes (control perpetuo de un Canal ‘Americano’) continúa plasmada, aunque con otros términos, en el Tratado de Neutralidad Permanente del Canal de Panamá, el cual continuará en vigencia después del año 2000 hasta el infinito”.

“En solo cinco cortos párrafos (dirigiéndose a Manfredo) resumes de manera perfectamente clara y precisa lo que los CÍNICOS que estuvieron merodeando alrededor de las negociaciones de los Tratados Torrijos-Carter -y que, intrigando, lograron entrar- han hecho PARA TOMARSE ELLOS LA HISTORIA DE ESAS NEGOCIACIONES” (Intercambio entre Juan Antonio Tack, Fernando Manfredo y Julio Yao, 28 de septiembre de 2009).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here