Empresarios panameños se preparan para negociación de TLC entre Panamá y China

0
6
Empresarios panameños reunidos en la sede de la CCIAP. (Foto: Cámara de Comercio).

(Redacción de Bayano digital con información de la Cámara de Comercio y el MEF)

Empresarios panameños convocados por la Cámara de Comercio Industrias y Agricultura (CCIAP), empezaron a analizar los aspectos concernientes al proceso de negociación del TLC entre Panamá y China, en el que deben prevalecer los conceptos de equidad y reciprocidad para resolver las asimetrías económicas, según confirmaron voceros oficiales.

El Centro de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio de Panamá (CEECAM) realizó una conferencia denominada “Tratado de Libre Comercio Panamá-China”, donde las empresas que integran el gremio empresarial conocieron aspectos relevantes para una adecuada postura empresarial en ese proceso de negociación que inicia el 9 de julio en Panamá.

La presentación fue desarrollada por Manuel Ferreira, director de Asuntos Económicos de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) y miembro de la Comisión de Negociaciones Comerciales Internacionales, como parte del proceso de la negociación del TLC entre Panamá y China.

Además, participaron Gabriel Barletta, presidente de la CCIAP, Alberto Alemán, jefe negociador del TLC con China y Diana Salazar, viceministra de Negociaciones Comerciales Internacionales del Ministerio de Comercio e Industrias (MICI).

 Los empresarios ventilaron temas como la atracción de inversión y el capítulo de inversión robusto, negociación acceso a mercado relacionado a las normas sanitarias, fitosanitarias y cooperación, normas de origen para listas potenciales de productos industriales ensamblados exportables, comité conjunto aduanero, cadenas de valor (acuerdos con tercero, cláusula de transbordo y expedición directa), lista de productos con estrategia ofensiva, lista de productos con estrategia defensiva (gradualidad y exclusiones), negociaciones de servicios (financiero, puertos y turismo), negociaciones de compras gubernamentales, propiedad intelectual y comercio electrónico.  

 Ferreira dijo que el objetivo de esos encuentros, a través del intercambio de opinión, es conocer inquietudes, sugerencias y la postura del sector empresarial sobre el proceso de negociación. Aclaró que el CEECAM recibirá recomendaciones de empresas agremiadas y. posteriormente, las transmitirá al equipo negociador designado por el Órgano Ejecutivo. Los datos recabados serán manejados con total confidencialidad.

 Por su parte, Alemán, el jefe negociador de Panamá, sostuvo que “vamos a abrir un proceso de negociación amplio, de consulta dure lo que dure”, y reseñó que “vamos a abrir un proceso de negociación amplio, de consulta dure lo que dure.

Buque chino Cosco Shipping Panama, el primer en cruzar el tercer juego de esclusas del canal ampliado. (Foto tomada de Twitter).

Recalcó que “nosotros (Panamá) queremos nutrirnos desde el punto de vista, las expectativas, preocupaciones y cuáles son sus deseos que tengan, para nosotros establecer nuestra estrategia ofensiva y defensiva”.

El negociador indicó que “la apertura de relaciones diplomáticas con China ha creado una condición favorable para Panamá más que otros países de América Latina”. Sobre ese mismo punto, recalcó: se dice inclusive que, en casi 12 meses de negociación, hemos logrado más que Costa Rica en 10 años y con un TLC”.

 De hecho, el próximo 11 de junio se reunirá en Beijing el equipo técnico de los gobiernos de ambos países para establecer el calendario de las rondas de negociación. La primera ronda será efectuada el 9 de julio en Panamá.

La próxima actividad prevista por la CCIAP y el Consejo Chino para la Promoción del Comercio Internacional (CCPIT), es la “Quality China-Zhejiang Expo 2018”, programada del 14 al 16 de junio de este año, en el Centro de Convenciones Vasco Núñez de Balboa del Hotel El Panamá, donde participarán más de 70 fabricantes de China de herramientas, materiales de construcción, autopartes, equipos y materiales eléctricos, adornos y decoración, electrodomésticos, textiles, productos industriales, entre otros.

 En esa feria comercial, también será realizada una conferencia para conocer y entender mejor la Cultura de Negocios en China, que contará con consultores empresariales para el mercado asiático, quienes presentarán ejemplos prácticos, aspectos socio culturales y comerciales, el 14 de junio en Salón Manuel Amador Guerrero del Hotel El Panamá, en la capital panameña.

 Empresarios chinos muestran interés en sectores de logística, infraestructura, tecnología, turismo, agricultura y energía.

El embajador chino en Panamá, Wei Qiang, planteo en varios foros que “China busca unirse estratégicamente a los países de la región y ayudarse mutuamente en una alianza de cooperación con beneficios recíprocos”, ya que es el segundo usuario del canal interoceánico y principal cliente de la Zona Libre de Colón.

 De acuerdo con datos del CEECAM, en 2017 las importaciones de Panamá desde China se incrementaron 13,2 por ciento, al alcanzar los 1.344 millones de dólares, cuya tendencia mantiene un ritmo de crecimiento positivo. En tanto, disminuyó sus exportaciones en -16.2 por ciento, exportando 42,6 millones de dólares, es decir 8,2 menos millones menos que en el 2016.

 Panamá vende a China desechos de cobre y aluminio, crustáceos, madera y café, entre otros. Existe oportunidad para la exportación de piña natural y carnes.

En marzo de este año, el economista Raúl Moreira, director de Análisis Económico del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). aseveró que Panamá se encamina a una negociación de bonos Panda con China, por 800 millones de dólares, en procura de un costo de deuda más barata para este país.

Moreira señaló que la ventaja de este país es que “el costo de la deuda panameña disminuyó hasta a ser la más barata de América Latina, desplazando igualmente a Chile que estuvo durante mucho tiempo en esa posición envidiable”. Añadió que, al poseer grado de inversión, el costo de la deuda tiende a disminuir.

Subrayó que, con las relaciones diplomáticas con la República Popular China, en 2017, se abrió la posibilidad de negociar instrumentos de deuda, incluidos los bonos Panda chinos.

El procedimiento para la tenencia de esos bonos podría ser de interés para Panamá, cuya relación deuda/Producto Interno Bruto (PIB), es de 35 por ciento, por debajo del límite oficial de 40 por ciento de responsabilidad fiscal, estimó Moreira.

“El costo de emitir debe ser igual o inferior al de una deuda en dólares en el mercado de capital norteamericano”, había señalado el ministro del MEF, Dulcidio De La Guardia, tras ponderar los nexos bancarios y financieros con China.

Un bono Panda es un bono chino nominado en renminbi, emitido por un emisor no chino vendido en la República Popular China.

Panamá empezó a explorar el mercado de bonos en Asia hace una década. De hecho, cuenta con una emisión en el mercado de Japón, cuando fue emitido un bono de 500 millones de dólares en el 2011, en la moneda nipona: el yen.

Sin embargo, técnicos del MEF aclararon que la exploración en el mercado chino para optar por la emisión de bonos Panda dependerá del cumplimiento de condiciones favorables previstas para diversificar las fuentes de financiamiento al Tesoro.

Deja un comentario