El Dedo

0
20

Por Niko Jones

  • Con el documental “Una verdad muy incómoda: Ahora o nunca  (An Inconvenient Sequel: Truth to Power)”, el ex vicepresidente Al Gore da una bofetada ambiental a Donald Trump, quien se burla del cambio climático.

 

  • Peñas en la cárcel El Renacer causan furor en el Ministerio de Seguridad. Fotos de reos celebrando en el centro penitenciario revelan compañerismo, lealtad, amistad y el ferviente deseo de celebrar pachangas al mejor estilo de Odebrecht.

 

  • El lío entre la Corte Suprema y el Ministerio Público evoca la serie Peyton Place (La caldera del Diablo), de todos contra todos. Averigüen quién arruinó la amistad entre el magistrado José Ayú Prado y la procuradora Kenia Porcell.

 

  • Federico Humbert inició con bríos su labor en la Contraloría General, pero se desinfló. Sólo ha recuperado centavos de millonarios fondos sustraídos de las arcas del Estado. ¿Estará amenazado por la familia de Vito Corleone?

 

  • La aplicación del sistema penal acusatorio revela que en Panamá hay una justicia para ricos y otra para pobres, una cárcel dorada para adinerados (El Renacer) y otra gris para la gente del patio limoso (La Joya). ¡Qué horror!

 

  • Comunidades indígenas aisladas por inundaciones se resisen a cantar el manicero por hambre. Exigen al MOP la construcción de carreteras bien diseñadas y taludes para contra avalanchas de lodo y piedra en las zonas montañosas.

 

  • Funcionarios colonenses mantienen estado de alerta contra la privatización del servicio de cocina en el Hospital Manuel Amador Guerrero. Han denunciado que la amenaza se registra tras la adecuación de esas instalaciones.

 

  • En fiestas patrias, es frecuente encontrar la bandera panameña mal colocada o incorrectamente desplegada. En los centros comerciales se percibe este fallo. Hay una explicación para ello: jamás la defendieron y no saben cómo usarla.

 

  • Muchos se preguntan si Panamá perdió el rumbo diplomático, al apostar por el Grupo de Lima, que pretende aislar a Venezuela en el contexto latinoamericano. Andar tras el loco del copete dorado es una aventura peligrosa.

 

  • Nadie sabe qué manda religiosa pagó en Portobelo el presidente Varela. Pudo haber invitado al embajador de EEUU en Panamá, John Feeley, a quien también le gusta la rezadera. Ese dúo podría orar juntos contra la maleantería.

 

  • Voces de alarma han surgido en Vaticano por los escándalos de coima, corrupción e impunidad en Panamá. Los cardenales están asustados y no quieren que se contamine la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), en 2019. Amén.

 

  • Regresan a Panamá los fantasmas de la privatización. Los han visto entrar, agarrados de las manos, por la puerta de ETESA. Está claro: a los fantasmas los atrae la energía. Pero, el pueblo panameño defenderá la electricidad y el agua.

 

  • Preguntaron a una vendedora de billetes de Lotería qué sabe del aniversario de los 500 años de la ciudad de Panamá, y dijo: “Recuerdo a los piratas y bucaneros. En realidad, ellos nunca se fueron. Ahora son políticos y siguen robando”.

No hay comentarios

Deja un comentario