Coraje y humildad en el corazón de un líder

0
62

Coraje y humildad en el corazón de un líder

Por Steve Anderson

Después de haber leído un artículo en un periódico local, el día 17 de enero, que aludía al débil intento del ex presidente panameño Roberto “Nino” Chiari, de cumplir el mandato popular, para exigir la soberanía de Panamá a John F. Kennedy, me doy cuenta de los casi imposibles e incansables intentos de la oligarquía, de ocultar la proeza de Omar Torrijos Herrera, al enfrentarse al coloso del norte y reclamar en el concierto de las naciones la plena jurisdicción de Panamá sobre la franja canalera.

Algunos connacionales viajaron más de 2,000 kilómetros para condecorar al estadounidense James Carer, por la firma de los Tratados del Canal “Torrijos Carter”, de 1977, pero habría que preguntar: ¿cuándo viajaran cuatro kilómetros para condecorar en forma póstuma a Omar Torrijos Herrera, héroe nacional que encabezó la recuperación de tierras canaleras, pese a la actitud dócil o nula de sus antecesores, Arnulfo Arias Madrid, José Remón Cantera y Roberto “Nino” Chiari.

Es necesario recordar que después de recibir un voto de confianza del pueblo panameño, quien le asignó el mandato de ir a dialogar con Kennedy para exigir soberanía total, Chiari regresó al suelo patrio con la noticia de que los gringos no tenían intención alguna de rescindir el Tratado Hay-Bunau Varilla, y aceptó la formación de una comisión binacional inoperante y vergonzosa.

Los oligarcas que hoy usufructúan de la valentía y la humildad de ese cholo veragüense, llamado Omar Torrijos, podrán tratar de borrarlo de la historia. Pueden condecorarse entre ello o al mundo, si lo consideran conveniente, pero jamás borrarán al Omar que vive y mora en el corazón de su pueblo.

Todos los intentos políticos dirigidos a convertirlo en innombrable o hacerlo desaparecer de la historia, fallaron en forma reiterada. Es imposible sacar de las páginas del ideario de la descolonización a ese gran líder, quien se enfrentó por la vía diplomática e inteligencia al imperio más poderoso de la tierra, y salió airoso con el respaldo continental y mundial.

En el afán oligárquico de desaparecer a Omar Torrijos de la conciencia colectiva, fueron invocados algunos próceres, pero ninguna figura ha podido opacarlo, simplemente porque el comandante de la lucha de liberación se agigantó en el escenario mundial y sigue inspirando sentimientos en el corazón del pueblo.

Hay otra razón adicional que justifica la vigencia del pensamiento torrijista: su coraje, sacrificio, voluntad libertaria, humildad y compromiso. Ese ejemplo aleccionador es imperecedero, aunque a algunos no les guste.

No hay comentarios

Deja un comentario