UNA REVOLUCIÓN INVENCIBLE

0
136
Efraín Reyes Medina. (Foto Bayano)

Por Efraín Reyes Medina
Director Vitalicio de Bayano
Primer pesidente
Comité de Defensa de la Revolución Cubana
instituido en Panamá.

El 1 de enero de 1959 ocurre un acontecimiento histórico que tuvo palpables  consecuencias en el continente americano y otros pueblos del mundo.

Un líder valiente y solidario quien, con la bandera del patriota de América, José Martí, lleva adelante la épica hazaña de hacer triunfar la Revolución Cubana, el Doctor Fidel Castro.

Para fortuna, aparejado, aparece un nuevo avance tecnológico, el radio transistor, lo que permite la difusión masiva de las intervenciones que el Comandante pronuncia en foros internacionales, principalmente en la ONU. Es Radio Habana Cuba, la emisora que trasmite las enseñanzas del líder.

Estos dos hechos, obligan a sectores importantes a cuestionarse su papel dentro de sus países, entre estos, las cúpulas militares; lo que los obligó, inclusive dentro  de la Escuela de las Américas, institución donde se educaron todos “los gorilas” de América, la cual funcionaba en Panamá, que se acercaran al pensamiento revolucionario y así, se vieron obligados a estudiar, por ejemplo: “La guerra de guerrillas” del Che, “La guerra del pueblo, ejército del pueblo”, expuesta  brillantemente por el general vietnamita Vo Giáp, quien logró derrotar al ejército colonialista francés y al imperialismo yanqui; para tratar de explicarse cómo un  ejército irregular había derrotado a un ejército regular de más de cien mil hombres equipado con toda clase de armamento, inclusive aviones.

No bien habían llegado “los Barbudos” a la Habana, cuando la mafia que operabab en Miami aborda al comandante Fidel para tratar de comprarlo, para que les permitiera seguir funcionando sus sucios negocios: sus tugurios, sus casinos, sus burdeles y su trasiego de drogas.

Los revolucionarios habían trazado su ruta, la cual podemos sintetizar diciendo que era lograr su total independencia, claramente, romper las cadenas que los ataban a los monopolios y la sujeción social y política del imperialismo norteamericano. Y avanzan con su reforma agraria, y otras reformas políticas y sociales que les permitan conseguir sus objetivos. La propuesta de Fidel choca claramente con la doctrina Monroe y el colorario del “Rough Rider” Tedoro Roosevelt.

Los gobiernos norteamericanos, no importa de qué signo son, republicanos o demócratas, no han cejado en hostigar a la isla y cada día endurecen más su política para hacer rendir por hambre a la Revolución Cubana. Han implementado un criminal estado de sitio cuyas consecuencias podríamos calificarlas como un genocidio, prohíben y bloquean la entrada de vacunas para los niños, y otras medicinas que  son necesarias en hospitales y centros de salud.Todas estas inhumanas acciones promovidas desde Washington, se estrellan y seguirán estrellándose contra la voluntad de un pueblo educado dentro de un proceso que, claramente los aleja de volver a ser el patio trasero de ningún imperio.

“Cambiar lo que haya que cambiar, sólo unidos podremos vencer.”- Fidel. El  pueblo cubano bajo la dirección del Presidente Miguel Díaz-Canel cambió lo que hubo que cambiar y se ha hecho invencible, basado en el apoyo incondicional de su pueblo y un ejército preparado y educado para defender cada pulgada de la isla, su independencia y su revolución, con lo que harían pagar muy caro la osadía de intentar conquistarla por medio de las armas.

“¡SOCIALISMO O MUERTE, VENCEREMOS!”

Este artículo fue escrito por Efraín Reyes Medina Primer Presidente del Comité de Defensa de la Revolución Cubana instituido en Panamá.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here