En mi facultad ¡NO!

0
355
John Cooper, Decano de la Facultad de Administración Pública

Por Cecilio E. Simon E.
Redacción de Bayano digital

La libertad académica o libertad de cátedra es el derecho a la libertad que corresponde a los estudiantes y profesores para poder aprender, enseñar, investigar y divulgar el pensamiento, el arte y el conocimiento, sin sufrir presiones económicas, políticas o de otro tipo por ello.

Sin embargo, cuando hablan o escriben en los medios públicos de comunicación, tienen la libertad de expresar sus opiniones sin temor de censura o represión institucional, pero deben ser moderados e indicar claramente que no hablan en nombre de la institución que los alberga.

Circula en las redes sociales (medios públicos), la invitación a una conferencia organizada, a nombre de la Facultad de Administración Pública y la Escuela de Relaciones Internacionales, por el profesor de la “cátedra” de la relaciones internacionales 1990 a nuestros días.

Con sorpresa me comuniqué con el Señor Decano, quien me aseguró que esa no es una actividad oficial de la facultad y por tanto le dijo al profesor “que no podía usar el nombre de la escuela sin la aprobación de los docentes”.

Considero que la citada conducta pone en riesgo la libertad académica que es uno de los pocos derechos fundamentales o humanos restringidos a un ámbito específico: la educación superior (docencia e investigación).

Soy muy respetuoso de la opinión de mis colegas, aun cuando sean contrarias a las mías; pero esa tolerancia no se extiende a la imposición de sus ideas.  Anualmente escribo decenas de artículos sin involucrar a mi alma máter; las firmo como redactor de este medio como hago en este articulo de opinión. Solamente incluyo el nombre de la Facultad de Administración Pública en las actividades autorizadas por sus autoridades.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here