El ferri eléctrico más grande del mundo

0
22
Ferry eléctrico. (Foto: PL).

Por Yanet Llanes Alemán

La Habana, (Prensa Latina) – El ferri eléctrico más grande del mundo, llamado Ellen, realizó recientemente su primer viaje con pasajeros en Dinamarca, en momentos en que la sociedad exige mayor compromiso de los políticos con la protección del medio ambiente.

“Al año evitará la liberación de dos mil toneladas de CO2, 42 toneladas de NOx (óxido de nitrógeno), 2,5 toneladas de partículas y 1,4 toneladas de SO2 (dióxido de azufre) a la atmósfera”, dijo Anil Srivastava, primer ejecutivo de Leclanché, fabricante del sistema de baterías de la embarcación.

El Ellen realizó su primer trayecto el 15 de agosto entre los puertos de Fynshav y Soby, en las islas de Als y Aero, respectivamente, en el sur de Dinamarca. Es capaz de transportar 30 vehículos, 200 pasajeros y funciona con una batería de una capacidad de 4,3 megavatios-hora (MWh), sin precedentes, según la empresa suiza.

Srivastava describió el barco como el precursor de una nueva era en el sector marítimo comercial. ‘Este proyecto demuestra que hoy podemos reemplazar las unidades térmicas de combustibles fósiles con energía limpia y, por lo tanto, contribuir a la lucha contra el calentamiento global y la contaminación para el bienestar de nuestras comunidades’, afirmó.

El ferri tiene casi 60 metros de largo, unos 13 de ancho, y puede viajar a velocidades de entre 13 y 15,5 nudos. Además, alcanza navegar hasta 22 millas náuticas, siete veces más lejos de lo que era posible, anteriormente, para una embarcación similar.

“El proyecto e-ferri es un ejemplo muy bueno y concreto de cómo puede ser un futuro amigable con el clima: un ferri que funciona con electricidad verde sin descargar sustancias dañinas para el medio ambiente”, dijo el alcalde de Aero, Ole Wej Petersen.

De igual manera, expresó su deseo de que visiten la isla para conocer a Ellen y ver cómo puede ser el estándar para el transporte en ferri en el futuro, no solo en Dinamarca sino en todo el mundo.

La inauguración de la nave se produjo dos meses después de que el nuevo gobierno socialdemócrata de Dinamarca planteara el objetivo de reducir las emisiones de CO2 de 40 al 70 por ciento, en comparación con los niveles de 1990, estableciendo una de las políticas ambientales más ambiciosas del mundo.

Este año, un centenar de países, entre ellos Dinamarca, fueron testigos de marchas estudiantiles y el surgimiento de movimientos contra el cambio climático y en demanda de medidas urgentes, como Viernes por el futuro.

Los jóvenes abogan porque se reduzca a cero el nivel de emisiones contaminantes en 2040 y exigen a los estados miembros de la Unión Europea (UE) mayor compromiso en el cumplimiento del Acuerdo de París.

El desarrollo de transbordadores eléctricos también llega en un momento en que la Organización Marítima Internacional se prepara para introducir en 2020 nuevas regulaciones sobre las emisiones de óxido de azufre, al limitar a 0,5 por ciento su presencia en el combustible marino.

El Ellen fue concebido a través de una asociación entre el municipio de Aero, como parte del proyecto danés Natura, destinado a proporcionar un transporte ecológico para los residentes y los comunitarios.

El proyecto se inició en 2015 con fondos a través Horizonte 2020, el mayor programa de investigación e innovación de la UE, que pretende desplegar más de 100 transbordadores de ese tipo para 2030.

Según Kimmo Rauma, vicepresidente de Danfoss Editron, este ferri es un excelente ejemplo del futuro del transporte eléctrico: más limpio, más verde y más eficiente.

Es un proyecto clave para la UE y demuestra el potencial de los ferris eléctricos para los usuarios finales y a la propia industria, pues el transporte marítimo es uno de los sectores que más contaminación provocan en el orbe.

Queremos cambiar el mundo ayudando a disminuir la contaminación existente en él, y creemos que esta industria puede mostrar el camino para conseguirlo, afirmó la empresa proveedora del conjunto de motores eléctricos, el sistema de gestión de energía del barco y la estación de carga costera.

El primer ferri eléctrico para vehículos y pasajeros, alimentado mediante baterías, fue construido en Noruega en 2014. Llamado Ampere, el transbordador utiliza 150 kilovatios-hora por trayecto y navega seis kilómetros a lo largo de un fiordo, 34 veces al día. Tiene 80 metros de eslora, 20 metros de manga y su capacidad de carga es de 360 pasajeros y 120 vehículos.

Además de Noruega y Dinamarca, otros países europeos como Holanda y Escocia -nación constituyente del Reino Unido- apuestan por esa tecnología. Según reportes periodísticos, los países escandinavos cuentan con una flota de más de 200 ferris que en la próxima década se pasarán a los sistemas eléctricos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here