Él, Varela, desafió a los orejanos

Envió a DIVISA a sus 500 policías con 20 francotiradores para matar al ganado de la lidia

0
368
Los orejanos ya se preparan para las cantaderas y ensayan las coplas para el próximo carnaval de Las Tablas, Esa será otra herida que infringirán al desafiante Juan Carlos Varela.

Él, Varela, desafió a los orejanos

Mario Dominguez

Por Mario Domínguez
Productor orejano
Dirigente político

El Dr. Belisario Porras, en su ensayo EL OREJANO, publicado el 1 de marzo de 1882 en el Papel Periódico Ilustrado de Bogotá, explica la sociología del orejano desde la cuna hasta el borde de la tumba.

Orejano es el gentilicio de la Nación santeña que coloniza el país, pero prefiere al morir ser enterrado en Los Santos.

De joven de buen vestir, asiste a los bailes y arrastra la manta en desafío de su rival.  El Dr. Porras lo describió de la siguiente manera:

“Si concurre a uno de los bailes de ceremonia, lleva pantalón largo y camisa de finísima Bretaña; y se aleja de la casa o del corregimiento, siempre se apercibe de su punta, que es el arma de sus riñas y de la cual hace uso atroz con el adversario (…) Véasele en las fiestas más próximas provocando al que considera su rival: con la punta desenvainada y el sombrero a la pedrada se le acerca y le arrastra por delante el poncho o manta, que es el guante de desafío; circunstancia que basta y sobra para que sea aceptado el duelo. Cada uno se envuelve la manta en la mano y el brazo izquierdos para que le sirva de escudo (…)”

“Sin embargo, no se crea por eso que el orejano tiene malos instintos: en las peleas nunca lleva su encono hasta matar a su antagonista, casi siempre se contenta con dejarle una señal, y si acontece una desgracia, debe atribuirse a ocasional embriaguez.”

Un inexperto azuereño desafió a los orejanos

Juan Carlos Varela arrastró la manta para desafiar a los orejanos.  Envió a DIVISA a sus 500 policías con 20 francotiradores para matar al ganado de la lidia y a dos ministros sin respuestas. Luego ensoberbecido por el cargo que ya llega a su fin, ordenó arrestar a una decena de productores. 

Los orejanos, con una amplia sonrisa dibujada en la cara, se envuelven la manta y aceptan el desafío.  Convocan a movilizaciones, hacen alianzas con otros sectores afectados por Varela, en Barú por ejemplo y llaman al boicot de la Jornada Mundial de la Juventud.

La Nación Santeña movilizada a nivel nacional, seguramente le producirá profundas heridas al inexperto azuereño, que sangrará hasta el final de su mandato.

Las demandas de los productores para proteger su patrimonio de los importadores, ha sido politizada por Varela. Él no calcula que la Nación santeña tiene la capacidad de influir en los resultados de las próximas elecciones.  Su enmudecido candidato presidencial también resultó herido en el desafortunado desafío a los orejanos.

Con la característica alegría, descrita por Porras, los orejanos ya se preparan para las cantaderas y ensayan las coplas para el próximo carnaval de Las Tablas, a los que no se podrán acercar los ministros y candidatos oficialistas. Esa será otra herida que infringirán al desafiante Juan Carlos Varela.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here