Desertor estudiantil

0
90
¿Desertores o expulsados del sistema escolar?

Por Toracio P. Iturralde Sh.
Docente

Llegas con melenas desordenadas
y uniforme percudido,
zapatos raídos
y la desnutrición
cabalga por tu rostro.
No importa tu nombre
porque no es al individuo
a quien se le reclama,
a fin de cuentas,
por tus voces gastadas.
Eres el sujeto social reflejo
que, con actitud desafiante,
defiende lo socialmente imponderado:
la dignidad que te acompaña.
Eres el sujeto social que nos deja,
como imagen cuestionadora,
el dedo acusador por tanta infamia,
de violencias inducidas
que se reflejan en tu mirada;
de ocios promovidos
para tu mente desclasada;
de un olvido programado
de tus ancestros y ayeres,
de tu presente y tus mañanas.
Y abandonas los centros
que instruyen las mentes,
ya por hambre, ya por pobreza
ya por el barrio que te envuelve
en degradaciones sociales,
y desertas de las aulas
para caer cíclicamente
en la institucionalización de la miseria.
Como simple estadística
reseñan tu decisión
de romper con lo que te engaña;
desertor estudiantil,
como si fuese una forma de atentar
contra lo marginal y abandonar,
abandonarte a la suerte
que acompaña los frutos
de esta irracional e intolerable
forma de sociedad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here