Bolivia: el país que quiere vivir

0
8
Evo Morales. (Foto: Tomada de la red social Twitter).

Por Franklin Ledezma Candanedo
Periodista, escritor, fundador y directivo de la Asociación Americana de Periodistas Bolivarianos, Capítulo de Panamá

El gran compañero, amigo y colega progresista Malcolm Rumbos, nos envió el documento titulado “EL PAÍS QUE QUIERE VIVIR”, de la pluma solidaria e insobornable del periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano, “sobre la historia del pueblo de Bolivia, de sus sacrificios, de su resistencia heroica frente al saqueo de sus inmensas riquezas”…, martirio que sigue en esta segunda década trágica del siglo XXI, que otros intelectuales solidarios de la Patria Grande deben reseñar, para denunciar a impostores neo fascistas disfrazados de cristianos, entre otros, Luis Fernando Camacho, auto nombrado líder cívico de Santa Cruz de la Sierra, quien utiliza métodos que nos hacen recordar al troglodita brasileño y demás miembros idénticos de un fantasma llamado cartel de Lima.

Cabe destacar, que Camacho es parte de Los Caballeros del Oriente, una de las dos grandes logias influyentes de Santa Cruz y es presidente del Comité Pro Santa Cruz, un grupo de instituciones empresariales, vecinales y laborales de extrema derecha. Sus constantes invocaciones a la religión contrastan con una retórica siempre violenta, además que se le tilda de misógino y racista. En concreto, es “una expresión de la derecha protofascista” boliviana.

Junto a su familia integra el Grupo Empresarial de Inversiones Nacional Vida, S.A., compañías vinculadas a los seguros, el gas y los servicios. Al respecto, Hugo Siles, politólogo y exministro de Autonomía en Santa Cruz señaló al medio alternativo RT:

“Camacho forma parte de una familia acaudalada de la zona”. Y precisó: “Antes, cada usuario le costaba de 1000 a 1500 dólares conectarse a la red de gas. Esa era una de las empresas de su familia. Hoy todo eso es gratuito por la política de nacionalización donde el gas es un recurso que los bolivianos hemos recuperado para nuestra economía”. Así relata algunos de los intereses concretos de su clan que fueron tocados por el Gobierno de Morales.

En consecuencia, no hay tal patraña cívico-religiosa, sino que respira por la “herida” a sus intereses económicos. Camacho preside desde febrero del presente año, el “Comité pro Santa Cruz, una organización que aglutina diferentes entidades vecinales, zonales, empresariales, de trabajadores de una de las zonas más ricas de Bolivia. La región produce el 70 % de los alimentos del país y tiene un enorme potencial energético e hidrocarburífero que, tras la nacionalización de Morales en 2016, está hoy en manos del Estado.

Más clara no puede ser la razón de esa vorágine interminable de racismo y violencia contra hermana(o)s originaria(o)s, en una tierra que, tal como reseñó Galeano, Bolivia “EL PAÍS QUE QUIERE VIVIR”, es una fatal historia que no termina y que debe –debemos– seguir escribiendo, como denuncia frontal de los demonios con el ropaje de cristianos, todos al servicio de la bestia (666) mayor, el imperio genocida, neo liberal depredador de los recursos estratégicos de países hermanos.

En tanto, les enviamos este documento fundamental. Fraternal saludo y adelante, siempre adelante (indoame08).

Fuente original para leer, apoyar y reenviar: https://www.ensartaos.com.ve/bolivia-de-pie-nunca-de-rodillas/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here