APUDEP propone debate para hallar salida a la crisis nacional

0
204
El profesor José Álvaro, presidente de la APUDEP, en rueda de prensa.

La Asociación de Profesores de la Universidad de Panamá (APUDEP) propuso un amplio debate para hallar una salida a la crisis económica, política y social que enfrenta este país, en un gran esfuerzo dirigido a crear las bases de un nuevo pacto social.

En su propuesta, la APUDEP busca sumar a este esfuerzo a los talentos académicos y a fuerzas sociales dispuestas a generar alternativas democráticas.

Bayano digital comparte con sus lectores el texto íntegro del pronunciamiento de los docentes de la Casa de Estudios superiores:

El papel de la Universidad en la crisis actual del país

Nuestra Universidad enfrenta múltiples desafíos. Es imposible desligarla de los grandes problemas que transitan las naciones, los Estados y la humanidad en su conjunto; su quehacer está asociado a la diaria existencia de la sociedad donde está inserta y para el logro de ese supremo objetivo debe garantizar la investigación, extensión y preservación del servicio y desarrollo de la cultura. Para cumplir esa misión, nos empinaremos sobre las adversidades y no sólo seremos eco, sino accionar de las demandas sociales de los vastos sectores que integran nuestra patria.

La Universidad debe ser parte de la red de instituciones generadoras de conocimiento, pensamiento y acción universal, productora y transformadora. La gestión del conocimiento, del desarrollo local, debe estar orientada a responder a una sociedad participativa basada en un sistema político cuyas condiciones básicas permitan valorar y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Partimos del principio de que las relaciones de producción, trabajo y justicia social deben tener como regla de distribución resultados equilibrados, eficacia y legitimidad en todas sus instituciones, primordialmente de representación social, como mecanismo de robustecer la calidad de la democracia, la vía hacia el desarrollo nacional, conducente a elevar la calidad de vida de cada uno de sus miembros. Las aspiraciones al buen vivir de cada uno de su componente humano, no pueden ser ahogadas con represión de ninguna naturaleza que empuje a la confrontación. No se consigue paz si las demandas sustanciales del abanico social, principalmente de los desposeídos, no son atendidas.

Es necesario, bajo principios y métodos representativos fundamentales, en la esfera pública, garantizar espacios donde se integren enfoques, coincidencias y voluntades, anhelos de intereses colectivos que erradiquen la corrupción, permitan alcanzar consenso en los esfuerzos y capacidades dirigidas a al bien común. Para ello, los actores económicos del Estado están obligados a contemplar mecanismos que permitan dar soluciones a los numerosos problemas sociales que desde hace varios años atacan despiadadamente a los sectores mayoritarios de la sociedad panameña, entre ellos el acceso básico a la alimentación, la justicia social, la equidad y derechos humanos y convivencia intercultural.

Alcanzar esos objetivos implica que se permita la democracia participativa, su relación armónica con el medio natural y las formas de vida; la ética, libertades, valores y otros factores fundamentales para la convivencia social. Ninguna de esas metas se podrá alcanzar con la represión y el terrorismo de Estado.

En momentos críticos, como el que atravesamos, no hay cabida para cambios cosméticos, para cambios que nada cambian. Por el contrario, urge una reingeniería y una construcción social permanente, con propuestas coherentes que conduzcan a la apertura de un proceso refundacional del Estado Nacional, en aspectos fundamentales, visión internacional no alineada, nuevas relaciones entre el Estado y el ciudadano en materia de salud, educación, seguridad alimentaria, redes de comunicaciones entre otros. Para ello, es necesario beber de nuestras propias experiencias desarrolladas en coyunturas anteriores en las que la lucha patriótica y social permitió transformaciones estructurales con saldos positivos permanentes para la sociedad panameña.

La Asociación de Profesores de la Universidad de Panamá (APUDEP), hace un llamado a la administración de la Universidad para que convoque a los órganos de gobierno y una asamblea general universitaria que debata los candentes problemas que mantienen agitado al país. Nuestra primera Casa de Estudio tiene que desarrollar el papel histórico que ha jugado desde su fundación: centro del debate nacional en la búsqueda de un nuevo pacto social, consecuente con las exigencias populares.

Panamá, 10 de julio de 2022.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here