El Dedo

0
22

Por Niko Jones

  • ¿Será verdad que Juan Carlos y Genaro hallaron en la gran Muralla China un ladrillo con un grafiti que decía: “Este pueblo es PRD”. Se dice que ambos personajes tenían en sus manos el Libro Rojo de Mao, por si las moscas.

 

  • En Pekín, le informaron a la pomposa delegación panameña que 2017 es el Año del Gallo. Todos bajaron la cabeza al enterarse de que en el Zodiaco oriental no hay Año de la Tortuga. Alguien grito: ¡es el año de Odebrecht!

 

  • Los chinos prendieron incienso y quemaron moñas de cohetes para espantar malos espíritus de las relaciones económicas con Panamá. Algunos piensan que es un trabajo para el maestro Po (el de los ojos en blanco) y el Pequeño Saltamontes.

 

  • Inspirados en los relatos de Alí Babá y sus 40, los magnates en la comitiva oficial panameña en China gritaron en Shanghái: ¡Ábrete sésamo! Sin embargo, un sabio paisano indicó: “para que se abra la puerta, hay que parar las coimas”.

 

  • En redes sociales, se pone signo de interrogación a la elección de un presidente honesto en 2019. Los jóvenes cibernautas apuestan por un flautista de Hamelín que meta en el basurero a las ratas de caño y a las tortugas apestosas. ¡Jo!

 

  • Ricardo Miranda, dirigente de la comarca Ngäbe-Buglé, negó que los indígenas se hayan robado un globo de Google. “Vayan a joder a la mafia de Odebrecht”, manifestó Miranda al denunciar una campaña de desprestigio en su contra.

 

  • Si Odebrecht donó fondos mal habidos a la Iglesia Católica, la procuradora general Kenia Porcell tendrá que investigar al clero. El arzobispo José Ulloa no aclaró la donación –superior al óbolo– de la constructora brasileña. ¿Pecados?

 

  • Además, hay que saber si hubo sobornos recibidos por pastores evangélicos, rabinos y patriarcas. La constructora controló al Estado y ajustó el escenario electoral para el 2019. Sin duda, quería recoger almejas sin mojarse el “fuas”.

 

  • En el tema de Odebrecht, el Tribunal Electoral debe pararse firme, en especial cuando hay evidencias de que el “dinero sucio” fluyó hacia partidos políticos. Los magistrados del TE no deben andar agachados ni tolerar felonías.

 

  • Mejor que darle la vuelta al mundo en 80 días, la procuradora Porcell debería emitir órdenes inmediatas de captura contra los “rabiblancos” que roban al erario público. El capital financiero vive del saqueo, el fraude y la tracalería, ¿o no?

 

  • Hay cosas que desnudan al oficialismo: inseguridad a causa del crimen organizado, declive del modelo de Salud, injusticia e impunidad, y el fracaso del programa “Cero Letrinas”. ¡Qué el Papa Francisco nos agarre confesados en 2019”.

 

  • En Pekín, quieren saber quiénes mataron a los paisanos en Panamá Oeste. Claro está, que ese anhelo es más difícil de concretar que ensillar a un gallinazo. Se sospecha que hay “tongos” involucrados en el complot. Veremos.

 

  • Al ambientalista Félix Wing, descendiente de antepasados chinos, le trancaron la puerta de su oficina y alejaron al personal bajo su mando en Mi Ambiente. Parece que hay algo dañado en ese Ministerio. ¿Serán los manglares?

No hay comentarios

Deja un comentario