El Dedo

0
14

Por Niko Jones

  • El embajador de EEUU en Panamá, John Feeley, apareció en fiestas patrias vestido como el cantante Andrea Bocelli: lentes oscuros y barba. Tal vez, siga al coronel Sanders, el de Kentucky Fried Chicken. ¡Felicitaciones!

 

  • En la Embajada de EEU ya huele a Pork & Beans, el plato preferido por Martinellli cada 4 de Julio. Pronto, llamarán a los jefes de los partidos políticos para leerles la cartilla. Así fue como se unieron “El Loco” y “Tortugón”.

 

  • El hombre del copete dorado, que mora en la Casa Blanca, se fue a Asia para ganar terreno. Se le adelantó a Varela en su viaje. Sabe que Panamá está lista para exportar huevitos de leche, bolas de tamarindo, boli y mafá.

 

  • Trump añora a Panamá. Su lindo hotelito se llenó a agua sucia y caca el día de la inauguración, en Punta Pacífica, cuando hacía planes con Martinelli. Los invitados a ese acto se refugiaron para no pringarse. ¡Qué horror!

 

  • ¡A la reja!, hubiese gritado Tres Patines en la tremenda Corte en la homologación de acuerdos con Odebrecht. En ese caso, todos saldrán “inocentes”, mientras en la Fiscalía bailan y cantan “Quítate tú, pa’ ponerme yo”.

 

  • El “matachinos” dominicano Gilberto Ventura ya no tendrá que escaparse de la cárcel. Su abogado presentó un recurso para dejarlo en libertad. Un conocido jurista le entregó hace tiempo un reloj como el que usaba Dick Tracy.

 

  • Cada día, caen Panamá más venezolanos que explotan sexualmente y torturan a chicas venezolanas. Migración debe aclarar si esos delincuentes son guarimberos que salen a las calles a pedir justicia y libertad. ¡Cuidado!

 

  • La seguridad en Panamá anda de capa caída. En Sin City, los ladrones siembran el terror, rompen verjas y venden los productos robados, mientras se mofan de la vigilancia policíaca. Odebrecht los inspira, ¿o no?

 

  • ¿Quiénes serán los nuevos jefes de los estamentos de seguridad en Panamá? Esa es la pregunta de los 64.000 pesos. El gobierno mantiene los nombres en una cajita fuerte, para que no se filtren y surjan los gritos.

 

  • Dicen que Panamá tiene los mejores empleos en Latinoamérica. Si ello fuese verdad, por qué hay tantos indígenas pobres trabajando por centavos y “piedreros” rebuscándose en los recipientes de basura.

 

  • ¡Qué bueno! El alcalde José Blandón puso cámaras para observar a los malandros asaltando a peatones. Es difícil ver que asalten las casas de dueños de Mercedes Benz o Rolls Royce. De todas formas, que siga mirando.

 

  • El sector agropecuario está ¡hasta la tusa! con las deudas. No hay un Chapulín Colorado que pueda defenderlo, ya que el ministro del MIDA está jugando Solitario en su oficina, mientras se hunde el Titanic. ¡Qué fallo!

 

  • La promesa de transformar al Instituto Agrícola de Divisa en una universidad terminó en una risotada en el Gabinete. Esa tragicomedia oficialista le cuesta al país millones de dólares y el grave atraso en materia tecnológica.

No hay comentarios

Deja un comentario