El Dedo

0
33

 

Por Niko Jones

  • En América Latina, añoran al gran maestro de la política José Miguel Insulza. El actual secretario general de la OEA puso en boga la definición de “Olviden Ese Asunto”, que identificaba al rancio club hemisférico. ¡Qué vergüenza!
  • Trump pidió al mundo que se baje los pantalones y justificó el bombardeó a Siria por la matanza de musulmanes con gas Sarín, pero cerró las puertas a los sirios en EEUU. Demagogos y racistas recorren la Casa Blanca y piden sangre.
  • El hombre del copete dorado se parece a Chucky, pero más grande. Se comporta como un albañil frustrado e incapaz de calcular el costo político de muros anti inmigrantes. Las murallas pasaron de moda y ya no asustan a nadie.
  • Un diálogo para recordar. En el 2000, Ramón le manifestaba a Juan: “¡Hay que celebrar! Es noche de brincadeira”. En 2017, Ramón escribe a Juan: “no me has venido a visitar. Estoy en la chirola y veo la luz a cuadros. Dime: ¿Eres mi amigo?”.
  • En las cárceles de Panamá los reclusos leen la vida de Papillón y preguntan si las garras del Grupo Águila caerán sobre Coco del Mar y Costa del Este. Ojo Señor Pinzón: los “rabiblancos” delinquen, se mimetizan y cogen brisa para Miami.
  • ¿De qué palanca estarán agarrados los ex diputados Abraham Martínez y Junier Herrera? Aún no han sido llamados a ninguna fiscalía por su rápido enriquecimiento. Ambos aprendieron a cortar el bacalao en gruesos filetes.
  • En la Asamblea Nacional preguntaron quienes querían desempeñar el papel de Barrabás en Semana Santa. Todos levantaron la mano con la esperanza de ser liberados por la chusma. Los fariseos los miraron con picardía.
  • A diario, los chorreranos claman al cielo por un milagro en Panamá Oeste, donde sólo funciona la vieja estafeta de correos desde hace 50 años. Esa oficina postal ha sido visitada varias veces por amigos de lo ajeno y rebuscones.
  • En Burunga, Arraiján, los ciudadanos ya no tienen aceras para caminar. La gente ha ido expulsada de espacios públicos. Allí manda el interés privado y la inseguridad. Tal vez, por ello, el oficialismo sale a decir: “¡No nos para nadie!”.
  • ACODECO necesita un redentor. Allí reciben a los quejosos con desgano, cuando las querellas se enfilan contra las multinacionales. La ASEP, también amilanada, tiene que saber que no se puede servir al mismo tiempo a dos amos.
  • En Semana Santa, el pueblo volverá a cargar su cruz. Llegará al Calvario para ser sacrificado con el aumento de las tarifas de la luz eléctrica y los servicios básicos. La herida en el costado se la hicieron con el alza de precios de alimentos.
  • El alcalde José Blandón trajo a Panamá a unos urbanistas gringos para que le dieran su opinión técnica sobre el transporte y la movilidad urbana. Los gringos dijeron: “esto es primitivo, y usted, en qué cueva vive, señor alcalde”.
  • La inauguración de la remodelación de la cinta costera en el sector de Amador terminó con la muerte a tiros de un barbero. El título de la noticia podría ser: “Los barberos mueren de pie” o “La inseguridad nos deja sin peluqueros”.

No hay comentarios

Deja un comentario