De mentecatos, Cepadem y “reality show”

0
33
Mentectos.

Para rematar una semana de conmemoraciones, se presentó la versión para Panamá del libro Gabo Periodista.

Por Mariela Sagel
opinion@laestrella.com.pa

Algunos ministros de este gobierno han resultado más peligrosos que el mismo Ricardo Martinelli, en cuanto al uso del Twitter se refiere. Muchos recordarán que en agosto de 2011 el que está preso en Miami botó del puesto de canciller a su vicepresidente, hoy presidente, por Twitter. Insultó a todo el mundo, nos dijo HP, mandó a las rellenitas a hacer dieta y a más de una a buscar marido. Pero los de esta gestión no solo no se miden, sino que pareciera que no trabajaran por estar dándole al maldito teclado y denigrando a los que opinamos diferente a ellos. La última genialidad fue destacar que a juicio Fondo Monetario Internacional, Panamá será en 2018 el país de mayor ingreso per cápita de Latinoamérica y que eso deberíamos entenderlo los ‘mentecatos’ que nos pasamos creando crisis.

En primer lugar, podremos ser los más ricos de la región per cápita, pero ese per cápita los tienen unos muy alto y otros no tienen nada, porque también somos de los países más desiguales. Si hay alguna duda, veamos la indigencia y la pobreza, la falta de infraestructura que hay al lado de los condominios que encandilan a los incautos. En segundo lugar, el ministro debería respetar a los que criticamos la gestión del gobierno porque no somos ni tontos ni de escaso entendimiento, muy por el contrario. Seguimos de cerca lo que hacen porque lo que nos sobra es la convicción de que no todo se está haciendo bien.

Pero también hay cosas buenas, aún dentro del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) que el mentecato ministro dirige. La tercera entrega de los Cepadem (Certificados de Pago Negociables de la Segunda Partida del Décimo Tercer Mes) se realizó en forma ejemplar, ordenada y con la sinergia que deben tener todos los estamentos del estado. En esta ocasión, pude apreciar la coordinación con la Policía Nacional (para que no estén de ociosos pidiendo licencias en el lugar más inesperado), el Sinaproc y la Contraloría. Me contaba la chica que me atendió, muy amable, que se había quedado ordenando los cheques hasta las 10 de la noche anterior, aunque esa era labor de la Contraloría y hacerlo le garantizaba que encontraría enseguida el que le solicitaran.

Varias personas me habían comentado lo bien organizados que estaban en este aspecto, del cual no ha faltado información puntual y eficiente y les prometí a todos que cuando me tocara, si se mantenía la calidad de la diligencia de entrega, lo resaltaría. Pues me llegó el momento de aplaudir este esfuerzo y mis esperanzas de que se siga así, para el resto de los que deben recibirlo en los próximos meses.

La Asamblea Nacional organizó el día internacional de la mujer un significativo acto en honor de todas las parlamentarias que han pertenecido a ese órgano del estado desde 1945, y que solo han llegado a la presidencia dos mujeres: Balbina Herrera, que fue la primera mujer que ostentó ese cargo, y la actual presidenta, Yanibel Ábrego. Muy elocuente el acto que, además de presentar un libro con las biografías de todas las damas que han participado en la elaboración de leyes, inauguró una galería de ellas con retratos hechos por el dibujante Fernando Peña Morán. Solamente dos de los diputados varones que componen la Asamblea estuvieron presentes.

Para rematar una semana de conmemoraciones, se presentó la versión para Panamá del libro Gabo Periodista, por la Fundación Publicando Historias, la Fundación Gabriel Lewis Galindo y la Fundación Gabriel García Márquez para un Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI). Significativo porque La Estrella de Panamá, que ahora está regentada por la Fundación Publicando Historias, se ha alzado triunfal a pesar de todas las adversidades a las que estuvo sometida por 17 meses gracias al capricho de un diplomático que antes de su partida, no dejó de seguir haciendo el ridículo con unos vídeos deplorables en los que dizque buscaba trabajo. Cuando el director Samuel Lewis mencionó que le agradecía al señor Abdul Waked, allí presente, el haber cedido el 51% de las acciones a la fundación, el aplauso fue atronador.

Como dice un gran amigo mío, en referencia a esos vídeos, en los cuales él estuvo presente cuando se filmaban: vivimos tiempos tan tarados en los que hasta embajadores hacen su propio “reality show”.

Deja un comentario