Esclarecedor comunicado del Instituto del Canal de Panamá

0
20
Los intentos de fundir la bandera de Estados Unidos con la bandera de Panamá, siempre han terminado en fracaso.

Por José Dídimo Escobar Samaniego
Cédula: 7-84-41

El Instituto del Canal y Estudios Internacionales de la Universidad de Panamá, ha emitido un comunicado en que examina de manera crítica la subordinación y abyección vergonzosa de la política exterior panameña dirigida por el señor presidente de la república, conjuntamente con la canciller y vicepresidente Isabel Saint Malo.

Destaca en Comunicado que: “Felizmente en la historia republicana de Panamá, hemos contado con presidentes y cancilleres que en sus momentos supieron apartarse de la manipulación imperial y se resistieron a ser simples subordinados de la política exterior de las EUA. Ese orgulloso legado se viene sepultando por el actual gobierno de Panamá. El presidente Varela y su canciller, la señora Saint Malo, no han dejado de seguir fielmente el guion dictado por el Departamento de Estado de EUA”.

Y sigue diciendo el comunicado del Instituto del Canal: “No hay tiempo para el asombro. Tampoco para el decoro. Sencillamente, los gobernantes panameños han renunciado a una línea de conducta digna e independiente. Lamentable el papel deplorable de la canciller, quien se negó a acatar la defensa constitucional de un empresario nacional cuando sin pruebas, el gobierno de Trump, lo acusó, lo arruinó e indujo a que otros cientos de panameños fueran despojados de sus puestos de trabajo.

Tampoco se le reconoce como celosa observadora de derecho internacional. Se burla de caros principios que para nosotros los latinoamericanos, incluyendo a los panameños, son vitales, como, por ejemplo: la no injerencia de un Estado en los asuntos internos de otros y el respeto a la autodeterminación.

Carente de una política exterior que vele por nuestros intereses, seguimos incondicionalmente detrás de carro guerrerista estadounidense. Basta que el presidente Trump arquée la ceja derecha para que doblemos sumisamente la cerviz”.

“Por esa razón, no es de extrañar el alineamiento de Panamá con los dictados de Washington. La canciller dice no reconocer el proceso electoral democrático venezolano y copia fielmente la lista excluyente elaborada por el imperio y declara al presidente Maduro peligroso para la banca panameña.

Aunque falta poco para que finalice la indigna subordinación diplomática, nos preocupa que, de seguir con esa práctica, nada evitaría que mañana nos sumemos a corretear diplomáticos rusos, como represalia o ejecución de una sanción sin haberse aportado pruebas fehacientes. Como lo hicieron en Panamá con el caso Waked. También podría ser que nos arrastren a su guerra comercial contra China”.

Suscribimos la totalidad de ese patriótico y digno comunicado que devela la angustiosa situación de nuestras relaciones internacionales, el abandono cruel y la no observancia de nuestros intereses nacionales a cambio de la vergonzosa genuflexión.

Es necesario recobrar la dignidad nacional, el decoro y la decencia. Porque esa traición a nuestros intereses nacionales también es corrupción y vulnera abiertamente nuestra norma constitucional.

¡Por un país decente y una patria para todos!

¡Así de sencilla es la cosa!

Deja un comentario