Bajo examen Plan Estratégico Nacional de Varela

0
56

Bajo examen Plan Estratégico Nacional de Varela

Marco A. Gandásegui, hijo,
Profesor de Sociología de la Universidad de Panamá e investigador asociado del CELA

El presidente Juan Carlos Varela anunció un “Plan Estratégico Nacional con Visión de Estado: Panamá 2030”, en su mensaje anual pronunciado en la Asamblea de Diputados. El título de la propuesta es sofisticado y complejo. Varela lo reconoció de una vez, al no intentar explicar lo que implica el “plan estratégico”. Lo echó al ruedo al final de un discurso, que duró una hora en cadena de televisión.

El resto del discurso de Varela pareció el menú del algún restaurante de comida rápida. Aún peor, el mandatario se dirigió al país sin entusiasmo y con indiferencia. En vez de encabezar su discurso con la propuesta de un plan estratégico, desplegó seis puntos que no articuló: descentralización, blanqueo de ilícitos, compensaciones a las víctimas de envenenamientos, ambiente, el Programa de Techos de Esperanza y Colón puerto libre.

Después, planteo seis interrogantes para lo cual no tenía respuestas. Se refirió al crimen organizado y su vínculo con el tráfico de drogas sin presentar novedad y repitiendo lo que aparece en los folletos de las agencias estadounidenses que promueven la “Guerra contra las Drogas”. Reconoció que los sectores de la Educación y de la Salud habían colapsado, y prometió que su gobierno construiría algunos centros para atender a la población. Propuesta sin visión para 2016, menos para 2030.

En torno a la ampliación del Canal de Panamá, anunció que “alrededor de mayo” de este año estaría inaugurando la obra. Agregó que habrá fiesta, pero que los barcos no pasarían por las esclusas, sino en una fecha no determinada en el futuro. Sacaría la lección del libro de la presidente Moscoso, quien inauguró el Puente Centenario en 2004, sin que tuviera las vías de acceso. En materia de políticas extractivas, mencionó una propuesta de reforestación que no cuenta con financiamiento y menos con visión de futuro. Igualmente, el gobierno está permitiendo que una empresa minera pase por encima de la ley y de la Constitución, acabando con el ambiente (comunidades, ríos, tierra, bosques) en Petaquilla.

Varela se refirió al problema del agro, que se declaró en quiebra después de la firma del Tratado de Comercio Libre con EEUU. Panamá era autosuficiente en sus necesidades alimenticias, pero sus políticas públicas han arruinado el sector agrícola y, en la actualidad, los productores más afortunados (grandes) se han convertido en importadores con cuotas concedidas por los gobernantes. Las pocas familias trabajadoras del interior se están viendo obligadas a migrar a las ciudades (especialmente a las afueras de la ciudad capital) y a las pocas zonas “fronterizas” que quedan en el país.

Los gobiernos que llegaron al poder después de la invasión militar norteamericana de 1989, han desarrollado políticas dirigidas a quebrar los programas de la Caja del Seguro Social (CSS). El programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), que atiende las pensiones de los trabajadores, ha sido especialmente vulnerable ante los embates de los especuladores atrincherados en la banca y en las aseguradoras privadas. El presidente pareciera tener en mente el fin del programa, pero de una manera que sea lo menos doloroso posible.

Su visión de la CSS para 2030 -que no presentó en su discurso- es una institución reducida a su mínima expresión, con un programa de IVM que sólo atienda a los que tengan ingresos económicos inferiores a 800 dólares. A su vez, que su Programa de Salud esté integrado al Ministerio de Salud. En unas declaraciones improvisadas, Varela aseguró que estudiaría la crisis institucional de la seguridad social después de terminada la ampliación del Canal. Pretende que parte de los ingresos provenientes de los peajes del Canal sean desviados a los intereses de la banca y de las aseguradoras que atenderían las necesidades de los trabajadores.

Hace seis meses, anunció con pompa y circunstancia que no era el momento para hablar de una Asamblea Constituyente, tal como había prometido durante su campaña electoral. En la Asamblea de los 71 diputados -que mostraban menos entusiasmo que el presidente de la República para cumplir con la ceremonia- no hizo mención de la Constituyente. ¿Qué piensa el presidente sobre una nueva Constitución Política? ¿Relaciona una nueva Constitución con el “Plan Estratégico Nacional con Visión de Estado: Panamá 2030” que anunciara?

Varela y su partido tienen que decir cuál es su proyecto de Nación. La oportunidad no la aprovechó en su mensaje a los panameños.

No hay comentarios

Deja un comentario