El atractivo lago Lemán, en Suiza

0
3
Vista diurna del lago Lemán. A lo lejos se aprecia una nave. (Foto Bayano).
  • El lago Lemán forma parte del recurso hídrico de Suiza, un país con abundancia de agua durante todo el año.

  • Los tres ríos más importantes de Europa occidental: Rin, Ródano y el Inn, nacen en los Alpes suizos.

  • El país helvético acumula 60.000 millones de metros cúbicos de agua pluvial por año. Suiza recibe, además, 13.000 millones de metros cúbicos de agua de ríos de países vecinos.

(Redacción de Bayano digital)

Una de las maravillas naturales en el territorio europeo es el lago Lemán, conocido como el lago de Ginebra. Es el mayor cuerpo de agua dulce de Europa Occidental, con una superficie total de 582 kilómetros cuadrados, y un escenario de interés internacional.

El lago se encuentra situado al norte de los Alpes, entre Francia (orilla sur) y Suiza (orilla norte incluidos los extremos occidental y oriental). De hecho, el 8 de abril de 1991, las riberas del lago fueron declaradas sitio Ramsar, debido a su importancia ambiental.

Edificios frente al lago. Sobre ellos, letreros luminosos de la industria relojera suiza. (Foto Bayano).

Como país alpino, Suiza dispone de más de 1.500 lagos y grandes reservas de aguas naturales. El 60 por ciento (348 kilómetros cuadrados) del lago Lemán pertenece a Suiza y el 40 por ciento (234 kilómetros cuadrados) restante a Francia. El río Ródano se vierte en el extremo este, y el lago desagua en el Ródano en su extremo oeste.

Un fenómeno característico de ese lago, es la elevación de sus aguas en su parte norte con un descenso de las mismas en su parte sur, lo que le imprime una cualidad hidrográfica especial.

Aunque se encuentre situado entre las montañas, el lago Lemán crea a su alrededor un microclima. En invierno, el lago libera el calor retenido durante el verano y atenúa el invierno montañero. En verano, refresca todo su alrededor. En sus riberas se desarrolla una gran actividad humana, como el turismo.

Jet d’Eau en Ginebra

Detrás del Horloge Fleurie (reloj floral) hay un gigantesco surtidor de agua bombea hacia el cielo: el Jet d’Eau, una gran atracción turística del lago para los viajeros que lo cruzan en lanchas.

El Jet d’Eau (chorro de agua) es una gran fuente situada en Ginebra. Es uno de los monumentos más importantes de la ciudad. Dos bombas de 500 kW lanzan quinientos litros de agua por segundo a una altura de 140 metros. Las bombas operan a 2400 V, y consumen más de un megavatio de electricidad.

Vista nocturna en el lago Lemán y del Jet d’Eau. (Foto Bayano).

En la fuente, el chorro del agua sale de la boquilla a una velocidad de 200 km/h. Durante la noche, el potente chorro de agua es iluminado y puede ser visto a gran distancia como una columna líquida iluminada, convertida en centro de atracción.

Unas 20.000 embarcaciones navegan en el lago y se dedican a la pesca, el transporte o el recreo. Los barcos más famosos de Ginebra son las Mouettes, o gaviotas, cuatro líneas de lanchas motoras que parten cada 10 minutos para conectar ambas orillas del lago Lemán. Forman parte del transporte público de la ciudad.

En la costa suiza se encuentra el Castillo de Chillon (cantón de Vaud), popularizado por Rousseau y por Lord Byron, y la famosa villa Diodati, lo que sin duda resalta la importancia del lago, con una larga historia e impacto cultural en el país helvético.

No hay comentarios

Deja un comentario