Testimonio de médico panameño afectado por Coronavirus

0
663
Tratamiento aplicado a paciente de Covid-19. (Foto: EFE).

A continuación, Bayano digital reproduce el testimonio del médico endocrinólogo panameño Rogelio McKenzie, quien, en una carta dirigida al Doctor Julio Sandoval, coordinador nacional de las salas de cuidados intensivos, formula recomendaciones a las autoridades del sector Salud de Panamá para enfrentar en forma efectiva la pandemia de Coronavirus (Covid-19).

Dr. Julio Sandoval
Estimado y apreciado Doctor:

Sean mis primeras palabras, de agradecimiento por las finas y acertadas atenciones, por parte de su equipo, durante la reciente confrontación de Salud que sostuve con el SARS-Cov-2.

Creo que, a pesar de pertenecer al grupo en mayor riesgo, mi evolución tan satisfactoria se debió al factor tiempo: el momento en la historia natural de la enfermedad en que se inició tratamiento con corticoides.

Inicié con escalofríos en la madrugada del 30 de mayo, seguido de fiebre de baja intensidad, mialgia, artralgia, cefalea, dolor ocular, malestar general y postración que duraron unas 48 horas para luego mantenerme con debilidad, y febrículas hasta de 37,6 grados centígrados. Sin tos, sin disnea.

El 1 de junio, la prueba RT-PCR para detección del virus del Covid-19, realizada en el Hospital Punta Pacífica fue informada como “detectado”.

Me realicé pruebas de marcadores inflamatorios (dímero D, ferritina PCR, VES, hemograma) y una placa de tórax, en los días 2, 6 y 9 de junio con evidencia de aumento de los marcadores, con tórax negativo. Durante todo este período, sólo cansancio y temperatura de 37,1 – 37,6.

El 10 de junio, todavía sin tos y sin disnea, tuve temperatura de 37,6 grados centígrados después del medio día. La saturación por primera vez en 95%, inicialmente 99%. Se me citó al HN donde con auscultación pulmonar y placa de tórax normal se me realizó un ultrasonido pulmonar que reveló una neumonía incipiente en el pulmón derecho.

Fui hospitalizado en HPP: CAT de tórax confirmó cambios de “vidrio esmerilado” compatible con neumonía por SARS-Cov-2.

Me iniciaron dosis altas de corticoides parenterales, heparina de bajo peso molecular, etc., el día 11 del inicio de los síntomas.  He tenido, gracias a Dios y a ustedes, una buena evolución.

Lección aprendida:

  1. El factor más importante: el tiempo entre el inicio de los primeros síntomas y el inicio del tratamiento con corticoides.
  2. La capacidad del sistema de Salud de seleccionar uno o dos marcadores que sirvan para vigilar la evolución de los pacientes, para toma de decisiones, antes de que avance la complicación pulmonar que impida manejo ambulatorio.
  3. Marcadores elevándose: realizar CAT pulmonar e iniciar corticoides parenterales / orales según esté indicado.
  4. Si no hay CAT disponible y el cuadro clínico no sugiere una neumonía bacteriana iniciar corticoides. Si posibilidad de evento bacteriano realizar cultivos. Un atraso de 48 – 72 horas puede cambiar por completo el pronóstico de nuestro paciente de manejo ambulatorio a requerir hospitalización.
  5. Podremos reducir el avance en la fase pulmonar / inflamatoria, reducir el número de pacientes que requieren hospitalización y/o estar en UCI y las defunciones.
  6. Julio elabora un cuadro de historia natural y divide la “enfermedad temprana” en etapas de intervención.
  7. Cuál es el momento más temprano y seguro en que se pueda usar el corticoide.
  8. La clínica no es suficiente, ella va caminando detrás de los eventos. Los pacientes en los hoteles y en aislamiento domiciliario hacen historia natural de la enfermedad.
  9. Hay que interrumpir esa historia natural.

Respetuosamente,

Dr. Rogelio McKenzie

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here