Resolución protege danza y juego borucas en Costa Rica

El Registro de la Propiedad Industrial rechazó inscripción de marca y logo por la similitud con la Danza de los Diablitos y máscara boruca.

0
36
Las máscaras borucas son reconocidas como patrimonio inmaterial de la nación y protegidas como conocimiento tradicional indígena. (Foto: archivo)

Por Carmen Muñoz Quesada / Semanario Universidad (pregoneracmq@gmail.com)

A solicitud de la Asociación de Desarrollo Integral del territorio indígena de Boruca, el Registro de la Propiedad Industrial rechazó la inscripción de una marca de tejidos en la que, tanto el nombre Diablitos como el logo (una máscara) evocan la Danza y el Juego de los Diablitos, manifestaciones culturales del pueblo boruca.

De acuerdo con Aurelio Mora, presidente de la Asociación, la resolución del Registro “marca un antes y un después en cuanto al respeto que debe tenerse por las tradiciones y cultura indígenas”.

La comunidad se amparó en que, según la Ley de Marcas y otros Signos Distintivos y la Ley de Biodiversidad, se afectaban “derechos de terceros” y derechos intelectuales comunitarios sui géneris del pueblo Boruca.

Asimismo, la resolución se refirió al hecho de que no se había autorizado la utilización de la imagen gráfica de la máscara boruca, que se halla -además- protegida como conocimiento tradicional indígena y como patrimonio inmaterial de la nación.

Según los borucas, la artesanía que ellos producen es patrimonio de la comunidad y por tanto es un producto que se ve influenciado por los conocimientos tradicionales asociados a la biodiversidad de la zona que estarían protegidos por la Ley de Biodiversidad.

Para Andrea Boruca, miembro de esta comunidad, las personas ajenas a sus costumbres no valoran las tradiciones e identidad cultural ancestral indígena y no entienden el sentido y valor de las mismas.

De ahí que con la acción legal interpuesta ante el Registro Industrial, la comunidad pretende “que la gente haga caso, porque ya estamos cansaditos de que nos atropellen”, subrayó Boruca

“La Asociación busca apropiarse de estos temas ante lo que ha sido un uso continuado de símbolos y productos culturales del pueblo boruca, especialmente de tejidos, con los que algunas personas lucran como intermediarios entre la comunidad y el consumidor final”, señaló Oscar Retana, abogado que llevó el caso.

Durante años ha sido común observar comercios, productos y alimentos como bebidas y chocolates que utilizan nombres alusivos a la cultura y tradiciones indígenas en general, contrariando lo establecido en la Ley y sin que exista, a la fecha, autorización alguna por parte de estas comunidades.

“La resolución sienta un precedente y advierte a la comunidad nacional que se van a seguir denunciando estas formas de apropiación cultural y que existe un respaldo legal para los derechos intelectuales comunitarios sui géneris, como lo define la Ley de Biodiversidad”, sentenció Retana.

Derecho indígena

La resolución del Registro se sustenta en amplia normativa como convenciones, leyes y jurisprudencia de la Sala Constitucional, entre otros, que obligan al Estado costarricense y sus instituciones a velar por la protección y salvaguarda del patrimonio cultural y del conocimiento indígena.

La acción interpuesta por los borucas mencionaba que tanto el nombre como el logo que se pretendían inscribir estarían relacionados con las tradicionales Danza de los Diablitos y con la máscara utilizada en el Juego de los Diablitos.

La danza en mención es una expresión cultural tradicional que representa la resistencia de los indígenas contra la colonización, en la que el pueblo boruca es representado por los diablitos y los españoles por el toro.

Ambas actividades, la Danza y el Juego de los Diablitos, se desarrollan anualmente en los territorios de Boruca y Rey Curré durante el fin y principio de año.

El Registro rechazó la inscripción por considerar que el derecho a la protección de los conocimientos tradicionales de la comunidad Boruca podrían verse afectados por las similitudes encontradas entre la nueva marca y la danza y máscaras tradicionales borucas.

“En consecuencia, dadas las similitudes encontradas tanto en el diseño de la máscara como en su parte denominativa Diablitos, en aras de proteger los derechos adquiridos por las comunidades indígenas Boruca y Curré…, se debe acoger la oposición planteada”, reza la resolución del Registro.

Según el abogado de la Asociación, Oscar Retana, aún y cuando la normativa es abundante, no existen mecanismos que permitan identificar y detener de oficio este tipo de inscripciones que podrían violentar los derechos sui géneris de las poblaciones originarias.

“Si soy un registrador y me encuentro con la intención de una inscripción de esta naturaleza, no existe un procedimiento especial para identificar que se está frente a un derecho intelectual sui géneris que no puede ser inscrito”, señaló Retana.

Conflicto

Consultado sobre lo resuelto por el Registro de la Propiedad Industrial, el diseñador Esteban Sáenz Poveda, quien solicitó la inscripción, respondió a UNIVERSIDAD que “nunca hubo mala fe de mi parte, por ello ante la resolución del Registro donde acogía la oposición de la ADI me mostré respetuoso y comprensivo”.

Sin embargo, mediante un comunicado de prensa, la Asociación pidió a Sáenz que retirara la marca Diablitos y el logo asociado; además, de que ofreciera a los pueblos de Boruca y de Rey Curré una disculpa pública, por, supuestamente, haber usufructuado del nombre Diablitos y del logo asociado desde el 2016.

Consultado al respecto, Sáenz mencionó que le parece una medida de presión innecesaria ya que “no se diseñaron productos con formas u ornamentos procedentes de la comunidad Boruca, por ello, no es más que la imagen y el nombre de Diablitos lo que sale del mercado”.

“No podemos hablar de ‘marca’ porque finalmente no se inscribió. En cuanto a los perfiles con el nombre Diablitos que existían, pueden verificar que ya no existen”, acotó Sáenz.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here