PROEZAS CUBANAS EN LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Premio Nobel de la Paz para los médicos cubanos

0
103
FERNANDO BASSI ROJAS
Brigada Médica Internacional Henry Reeve de Cuba .

Por Fernando Bossi Rojas

En este breve artículo hablaré sobre Cuba y su lucha contra el Covid 19, poniendo en evidencia cómo los medios de comunicación hegemónicos mundiales y ciertos organismos internacionales, ningunean el ejemplo del país caribeño y sus logros en materia de medicina, eficiencia y solidaridad.

Existe un ranking elaborado en 2019 que presenta a los países que brindan mejor cobertura de sanitaria universal a sus ciudadanos, según estándares de la Organización Mundial de Salud (OMS). De los 191 países de dicha tabla, solo 25 cumplen con las exigencias establecidas por la OMS para promover y garantizar la salud de las personas. Cuba no aparece entre esos 25 países.

Ahora bien, analicemos la pertinencia del ranking teniendo en cuenta lo que sucedió con la pandemia y cómo fue la atención hacia los contagiados del coronavirus. ¿Sabe quiénes son los países que están en el primer y segundo puesto? En primer lugar, Francia y en el segundo Italia. Recordemos que Italia, ante el colapso de su sistema de salud, apeló a la ayuda de médicos cubanos para enfrentar la epidemia, el país que figura en el puesto 39. ¿Subirá la ubicación de Cuba en ese listado en el año 2021, después de analizar su desempeño durante la pandemia?

También llama la atención que el país latinoamericano mejor posicionado en dicho ranking es Colombia, ubicada en el puesto 22, luego Chile en el 33 y Cuba ¡en el puesto 39! ¿Qué curioso, no?

Ahora bien, revisando las distintas cifras y estadísticas que se manejan sobre el Covid 19, me inclino a destacar aquellas que indican cantidad de muertes por cada 100 mil habitantes, debido a que dan una dimensión real del efecto de la pandemia y de los resultados de la atención médica hacia la población, considerando varios factores que, en última instancia, confluyen en el resultado de evitar muertes y, por ende, salvar vidas.

Considerando las cifras al día 5 de octubre de 2020, en América, Perú es el país que exhibe las cifras más preocupantes: 102,35 muertes sobre cada 100 mil habitantes, lo que arroja la suma de 32.742 fallecidos. Ahora veamos aquellos dos países que se ubican arriba de Cuba en la lista de la OMS, Colombia y Chile: 1) Colombia registra 53,80 muertos por cada 100 mil habitantes, con un total de 26.712 fallecidos, 2) Chile muestra 69,61 muertos por cada 100 mil habitantes con un total de 13.037 ¿Sabe cuántos tiene Cuba?

La cifra es 1,08 fallecidos por cada 100 mil habitantes; el total de muertos por Covid 19 en la isla caribeña es de 123 personas. ¿No llama la atención que estos dos países que están por arriba de Cuba en el ranking mundial de salud registren una cifra tanto más alta de fallecidos, 50 veces más para Colombia y casi 70 veces más para Chile? Sin embargo, la OMS, junto a las ONGs que le proveen datos y estadísticas considera que el sistema de salud de Colombia y Chile, privatizado en casi un 90 por ciento, es mejor que el cubano.

En esa misma dirección, vale la pena mencionar que no hay ningún país en Europa, considerando aquellos con 10 millones de habitantes o más, que pueda presentar mejores estadísticas que Cuba. Recordemos la cifra de 1,08 fallecidos por cada 100 mil habitantes en la mayor de las Antillas. Veamos el indicador para los países capitalistas desarrollados de la Unión Europea. Siempre por cada 100 mil habitantes: Bélgica 88,02 fallecidos; España 68,86; Reino Unido 63,75; Italia 59,58; Suecia 57,93; Francia 48,22…

¿Y Estados Unidos? Corroboramos la lamentable cifra de 209.928 muertos, vale decir 64,26 por cada 100 mil habitantes; 60 veces más que en Cuba. Sin embargo, en el ranking de la OMS Estados Unidos figura en el puesto 37, dos lugares más arriba que Cuba.

Si volvemos a América Latina y el Caribe veremos que los países con menos fallecidos por cada 100 mil habitantes son: Cuba con 1,08; Uruguay con 1,39; Venezuela con 2,26 y Nicaragua con 2,34. Los tres países mayores que integran la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA) promedian 1.89 fallecidos por cada 100 mil habitantes; y los tres países (Cuba, Venezuela y Nicaragua) limitan o se ubican a corta distancia de Estados Unidos, Brasil y Colombia, países que presentan cifras alarmantes y que encabezan el porcentaje mayor de muertos, todos ellos entre los primeros 10 países con más fallecidos por Covid-19 del mundo.

Como si esto fuera poco, Cuba no sólo está atendiendo a su población con una eficiencia y éxito corroborado desde cualquier ángulo que se lo analice, sino que también ha dado respuesta al llamado de otros países, brindando su colaboración con médicos, enfermeros/as y personal especializado en la materia.

El Ministro de Salud Pública Doctor José Ángel Portal Miranda, en su intervención en el 58 Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud manifestó: “Ante la solicitud de varios gobiernos, 52 brigadas del Contingente ‘Henry Reeve’ han colaborado en el combate a la pandemia en 39 países, 22 de ellos en la región de las Américas. Estas brigadas se han sumado a los 28 mil profesionales que ya laboraban en 58 naciones”.

Vale destacar que la isla, de poco más de 11 millones de habitantes, cuenta con más de 95.000 médicos, casi 9 médicos por cada mil habitantes, y más de 85.000 enfermeros/as. ¿Sabe usted cual es el país del mundo que cuenta con más médicos por cada mil habitantes? Sí, Cuba. Con 8,4 exactamente. Lo sigue Alemania, con precisamente la mitad, 4,2; y en América Latina, Argentina, con 4 por cada mil habitantes.

Ningún país del mundo ha manifestado la solidaridad efectiva de manera tan diáfana como Cuba.

Pero como si esto no fuera suficiente, científicos e investigadores cubanos desarrollan la “Soberana 01”, vacuna contra el Covid 19 que ya está en etapa de prueba. Hace un mes aproximadamente, la vacuna “Soberana 01” comenzó los ensayos clínicos en humanos y se convirtió en la primera de América Latina –y de todo el mal llamado “mundo subdesarrollado”– en avanzar a esa nueva fase.

El presidente Miguel Díaz-Canel, señaló: “El nombre de la vacuna recoge el sentimiento de patriotismo y de compromiso revolucionario y humanista con que se ha trabajado. Hazañas como estas nos reafirman el orgullo de ser cubanos”.

Los medios de comunicación hegemónicos tratan de ocultar estas informaciones, o minimizarlas. Ni los éxitos en el tratamiento de la pandemia en territorio cubano, ni la generosidad de Cuba al apoyar con personal médico a países en dificultades, ni la vacuna cubana, actualmente en elaboración, figuran como noticias importantes para la mass-media.

Pero todos estos extraordinarios logros de Cuba, su pueblo, su gobierno y su Revolución, se agigantan más aún si tenemos en cuenta el salvaje bloqueo que el gobierno estadounidense ejerce sobre la isla.

Este bloqueo contra Cuba –económico, comercial y financiero–, que se aplica ininterrumpidamente por casi seis décadas, es el sistema de sanciones unilaterales más injusto, perverso y prolongado que se ha aplicado contra país alguno en la historia.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, en el 74 Debate General de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, el 28 de septiembre de 2019, manifestó: “Resultan incalculables los daños humanos que ha producido la aplicación de estas sanciones. No hay familia cubana ni sector en el país que no haya sido víctima de sus efectos. Más del 77 por ciento de la población cubana ha nacido y crecido bajo el cerco económico que impone Washington”.

Sin embargo, pese a las ataduras impuestas por el imperialismo yanqui, el boicot por parte de los medios masivos de comunicación, el soslayo de ciertos organismos internacionales y la cobardía de los lacayos de Washington, Cuba sigue siendo abanderada de la solidaridad y ejemplo del compromiso con los más necesitados.

Al respecto, el 2 de octubre de 2014, el Comandante Fidel Castro señalaba: “el personal médico que marcha a cualquier punto para salvar vidas, aun a riesgo de perder la suya, es el mayor ejemplo de solidaridad que puede ofrecer el ser humano”.

¿No le parece justo que el Premio Nobel de la Paz sea entregado a los médicos cubanos?

generosidad de Cuba al apoyar con personal médico a países en dificultades, ni la vacuna cubana, actualmente en elaboración, figuran como noticias importantes para la mass-media.

Pero todos estos extraordinarios logros de Cuba, su pueblo, su gobierno y su Revolución, se agigantan más aún si tenemos en cuenta el salvaje bloqueo que el gobierno estadounidense ejerce sobre la isla.

Este bloqueo contra Cuba –económico, comercial y financiero–, que se aplica ininterrumpidamente por casi seis décadas, es el sistema de sanciones unilaterales más injusto, perverso y prolongado que se ha aplicado contra país alguno en la historia.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, en el 74 Debate General de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, el 28 de septiembre de 2019, manifestó: “Resultan incalculables los daños humanos que ha producido la aplicación de estas sanciones. No hay familia cubana ni sector en el país que no haya sido víctima de sus efectos. Más del 77 por ciento de la población cubana ha nacido y crecido bajo el cerco económico que impone Washington”.

Sin embargo, pese a las ataduras impuestas por el imperialismo yanqui, el boicot por parte de los medios masivos de comunicación, el soslayo de ciertos organismos internacionales y la cobardía de los lacayos de Washington, Cuba sigue siendo abanderada de la solidaridad y ejemplo del compromiso con los más necesitados.

Al respecto, el 2 de octubre de 2014, el Comandante Fidel Castro señalaba: “el personal médico que marcha a cualquier punto para salvar vidas, aun a riesgo de perder la suya, es el mayor ejemplo de solidaridad que puede ofrecer el ser humano”.

¿No le parece justo que el Premio Nobel de la Paz sea entregado a los médicos cubanos?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here