Procuraduría archiva denuncia de contaminación con soda cáustica

0
175
Derrame de material corrosivo en Potuga.

Por Alberto Velásquez
Periodista

Líderes ambientalistas reaccionaron hoy con estupor tras conocer la decisión del procurador general encargado, Javier Enrique Caraballo, de archivar una denuncia presentada en esa instancia de investigación contra la falta de supervisión oficial por el derrame de soda cáustica acaecido en 2020, a unos 237 kilómetros al oeste de la ciudad de Panamá.

El profesor de química y periodista, Sergio Sánchez, directivo del Sindicato de Periodistas de Panamá, quien interpuso la denuncia contra el Ministerio de Ambiente, manifestó que “la decisión del Ministerio Público crea un precedente negativo en la protección ambiental y el respeto a la vida en este país.

Para poder archivar el expediente  del caso, el Ministerio Público adujo que los hechos denunciados, en los que se alude la responsabilidad del Estado, no constituyen delito. Sin embargo, Sánchez refutó esos argumentos.

El denunciante recordó que 11 de enero del año 2020 se produjo el derrame de más de 25.000 galones de soda cáustica, conocida químicamente como hidróxido de sodio. El hecho ocurrió sobre la carretera de Divisa, cerca de la comunidad de Potuga, en la provincia de Herrera, debido a la ruptura de un tanque cisterna de diseño inadecuado para el traslado de químicos corrosivos.

Sánchez planteó que el efecto contaminante del hidróxido de sodio fue mitigado cuando la sustancia se mezcló con la tierra del lugar. No obstante, advirtió que parte del material tóxico fue trasladado a otro terreno, sin que se cumpliese la neutralización correspondiente.

Reseñó que el hidróxido de sodio era transportado por un vehículo al servicio de la compañía Campos de Pesé a la Empresa Central Azucarera La Victoria de Veraguas, S.A. Enfatizó que el camión cisterna accidentado no reunía las condiciones para el traslado de químicos corrosivos de un lugar otro en el territorio nacional,

Las muestras del suelo, analizadas por Sánchez, arrojaron altos porcentajes de pH (potencial de Hidrógeno que determina el grado de acidez o alcalinidad), comprobándose que el hidróxido de sodio derramado persistía como contaminante peligroso con un potencial de degradación del ambiente.

Indicó que tras el incidente de la contaminación captado por las cámaras de medios televisivos, no fueron cumplidos los procedimientos adecuados para la manipulación del químico, incluyendo su deposición final. Los subsiguientes monitoreos del derrame revelaron disminución del pH en el lugar del incidente.

La denuncia interpuesta por el profesor y periodista Sánchez atribuyó al Ministro de Ambiente la presunta comisión de conductas penales, a consecuencia del vertido, así como a las personas vinculadas al “manejo improcedente” de la empresa Campos de Pesé, que contrató el camión cisterna involucrado en ese suceso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here