Diarios bloqueados resisten embestida de EEUU

0
76
Licenciado Eduardo Quirós, presidente de La Estrella de Panamá. (Foto Bayano).

Diarios bloqueados resisten embestida de EEUU

En un acto sin precedentes, Estados Unidos intenta doblegar a un grupo económico panameño, través de medidas discriminatorias que afectan la libertad de prensa. Sin embargo, esas acciones han generado una fuerte respuesta de académicos, sectores populares y empresariales.

Por David Carrasco

Directivos del grupo editorial GESE, que edita los periódicos La Estrella de Panamá y El Siglo, confirmaron la decisión de resistir los intentos del cierre forzado, ante lo que calificaron como un bloqueo injustificado y un atentado unilateral a la libertad de prensa, por parte del gobierno de Estados Unidos.

El presidente de La Estrella de Panamá, Eduardo Quirós, aseveró que no hay ninguna intención de vender un periódico que es patrimonio de la nación y resume en sus páginas la historia de Panamá. El ejecutivo manifestó que en medio de una asfixiante situación financiera, derivada del arbitrario bloqueo, ha crecido la solidaridad nacional e internacional a favor de ambos diarios.

Enérgica respuesta a EEUU

En una carta remitida al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, Quirós señaló que “aquí, en Panamá, nuestro espacio para defender la libertad ha sido efectivamente hostigado por el gobierno de los Estados Unidos de América”.

La nota afirma que la existencia de ambos diarios está en peligro desde que en mayo de este año el Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó al GESE en la Lista Clinton, que equivale a una “lista negra” de empresas y personas acusadas de tener vinculación con dinero proveniente del narcotráfico.

Esa lista es emitida por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés), que se ha negado a divulgar información sobre el caso que vincula al grupo empresarial de propiedad del empresario Abdul Waked, quien posee inversiones en varios países.

El bloqueo fue aplicado luego de que Nidal Waked, un sobrino de Abdul, con quien no mantiene una relación directa, fue detenido en Colombia, a causa de un proceso penal iniciado en Estados Unidos, y que siguió al estallido del escándalo financiero internacional “Panama Papers” y denuncias contra negocios offshore.

Pese a ello, Abdul se resiste a las presiones externas para que venda o traspase los diarios a otras compañías, debido a que ello implica someterse a los dictados de un gobierno extranjero que se inmiscuye en asuntos internos de otros países. En cambio, exige al gobierno panameño que intervenga para salvar a unos 250 empleos que estarían en peligro con el cierre de operaciones del GESE.

Directivos del GESE en conferencia de prensa. (Foto Bayano).

Embajador estadounidense recomienda vender

En un inusitado pronunciamiento, el embajador de Estados Unidos en Panamá, John Feeley, recomendó que el accionista mayoritario de GESE venda su participación en la empresa, como “una salida” para salvaguardar a ambos diarios, afectados por la inclusión en la Lista Clinton. Afirmó que ora a Dios, para que ello ocurra, pero su argumento es considerado inaceptable por empresarios locales.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, solicitó a Washington que extienda por un año la licencia general para que los bloqueados diarios La Estrella de Panamá y El Siglo puedan proseguir operaciones comerciales en este país, ya que el bloqueo perjudica la venta de publicidad a los anunciantes y la compra internacional de papel, repuestos e insumos de imprenta.

No obstante, el director de La Estrella de Panamá, Gerardo Berroa, indicó que una prórroga de la licencia más allá del 6 de enero de 2017 (fecha tope aprobada), únicamente extendería el conflicto y una acción arbitraria de Estados Unidos, que conspira contra la historia, la cultura y la tradición de luchas de los panameños. Adujo que es imposible claudicar en un asunto de principios.

De La Guardia dijo sentirse preocupado por la situación irregular y recordó que La Estrella de Panamá y El Siglo son afectados por la Lista Clinton, emitida en Washington. Añadió que “forzar a estos periódicos al cierre de sus operaciones, como resultado de las sanciones emitidas por la OFAC, tendría un impacto significativo sobre la libertad de prensa en Panamá”, con resultado desfavorable.

Llamado a la solidaridad rinde frutos

Antigua máquina levantadora de textos adorna la entrada del GESE. Una reliquia que confirma la antigüedad de ambos rotativos. (Foto Bayano).

Quirós contestó que “la experiencia reciente de Panamá, de ventas de periódicos, ha significado siempre el beneficio de quienes están en el poder”. No obstante, el ejecutivo aclaró que el GESE recibió el respaldo de universidades, de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y del Parlamento Latinoamericano (Parlatino), así como de gremios y sindicatos periodísticos con visión soberana.

“Nosotros en La Estrella de Panamá y El Siglo somos tan curiosos como cualquier otro periodista. Pero esa curiosidad está por ser apagada, y desafortunadamente el gobierno de los Estados Unidos de América será responsable por el resultado”, sostuvo el ejecutivo en su respuesta a Kerry, previo al inicio de una marcha convocada en defensa del derecho de los medios panameños a desarrollarse e informar a la población en forma responsable y veraz.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Enter Captcha Here : *

Reload Image