Conciencia ciudadana ante la devastación brutal

Los manglares protegen a las zonas costeras de tsunamis e inundaciones. Su destrucción deja desguarnecidas a las comunidades costeras de Panamá.

0
6
Denuncian construcción de un parque sin permiso en Don Bosco. (Foto: Jermaine Cumberbatch).

Por Ricardo Vega
Activista comunitario

Es el momento de transmitir una voz de aliento al colectivo de vecinos de Villa Catalina y Colonias del Prado, del nuevo corregimiento de Don Bosco, para protestar en contra de la devastación de árboles y los daños causados al importante bosque de galería que protege las áreas ribereñas.

La comunidad desconoce cuáles fueron los motivos y menos los responsables de lo que algunos calificaron de “crimen ecológico”, tras ser concretada la deforestación en esas áreas del distrito de Panamá, bajo el supuesto de desarrollar allí un parque recreativo.

Lo cierto es que ese hecho sin sustento legal alguno ha indignado a residentes en esas comunidades, mientras aumentan las sospechas de que una perversa trama política inspiró el atentado ambiental para obtener réditos electorales.

Es necesario advertir que moradores en Juan Díaz y en el nuevo corregimiento Don Bosco han visto afectados sus humedales, debido las edificaciones realizadas a un costado del Corredor Sur. Toda la vida marina que sustenta a ese ecosistema ha sido perjudicada por acciones irracionales de devastación patrocinadas por grupos del capital financiero.

Distintas asociaciones han denunciado esos hechos, que pueden ser considerados como un ecocidio.

La comunidad exige a las autoridades que investiguen y descubran quién autorizó la nefasta y extensa destrucción de  los humedales. Asimismo, se opone de manera tajante a otro uso que no sea el de un espacio ecológico y de conservación ambiental.

Residentes en Juan Díaz y Don Bosco observan con preocupación que sus días de paz y sosiego se ven amenazados por elementos depredadores de la naturaleza, que destruyen a su paso los manglares para ocupar terrenos y gestionar royectos.

Ante los graves hechos denunciados, es necesario manifestar total solidaridad con los vecinos de Villa Catalina y Colonias del Prado, y demandar sanciones ejemplares contra los que propician la tala irresponsable e inundaciones en zonas costeras.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here