Nito Cortizo y los nuevos magistrados

0
105
Julio Bermúdez Valdés, Periodista

Por Julio Bermúdez Valdés
Periodista

Hacía muchos años un mandatario no registraba unanimidad política en su entorno. Por el contario los últimos lustros fueron una suerte de desencanto, ansiedad, sobresaltos y desilusiones.

Este lunes el presidente Laurentino Cortizo Cohen hizo buena su palabra de proponer para magistrados de la Corte Suprema, a quienes resultaran recomendados tras un intenso proceso de evaluación que comenzó con la propuesta del Pacto de Estado por la Justicia.

Había apuestas de que “no se atrevería a asumir la recomendación”. Otros decían que, como en el pasado reciente, podía designar uno proveniente del pacto y los otros los escogería según sus propios intereses.

Otros pensaron que el proceso de evaluación era solo un velo con todas las formalidades para esconder su propia decisión.

Este lunes Cortizo Cohen ha demostrado que, como dijo el pasado primero de julio cuando tomó posesión, “el país está por encima de todo”, y que un proceso transparente, riguroso y honesto era posible.

No ha traído propuestas de sus propias filas, por el contrario, la designación de María Eugenia López Arias, Maribel Cornejo y Carlos Vásquez ha servido para devolverle a la ciudadanía la confianza en uno de los órganos más cuestionado de los últimos años.

La moralidad y la firmeza vuelven a la Corte de la mano de Cortizo Cohen, quien la ha depositado en profesionales que, por sus trayectorias, sus ejercicios, y su impecable hoja de vida incorporan a la Corte cualidades que invitan a soñar con la confianza en uno de los órganos del Estado cuya gestión incide de manera determinante en el perfeccionamiento mismo de la democracia panameña.

Quienes pensaron que “Nito era más de lo mismo” a esta hora deberán reconocer el carácter genuino de la propuesta presidencial, su decisión de devolverle al cargo que ejerce la majestad que otros le quitaron.

Ahora depende de la Asamblea Nacional la ratificación de los nuevos cargos. Es de esperar que el trámite transcurra sin traumas y que a la Casa de Gil Ponce pueda retornar la seriedad, la firmeza y sobre todo los actos en derechos en los que todos los panameños puedan confiar.

Cortizo ha demostrado ser consecuente con sus compromisos. Impulsa unas reformas constitucionales porque el país requiere de un marco jurídico y una institucionalidad que permitan impulsar la conquista de una Sexta Frontera, que implique combatir, la pobreza, la extrema pobreza y las injusticias, pero sobre todo que le devuelva al panameño la certeza de que puede ser artífice de un mejor país (JBV)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here