Mujeres panameñas conquistan espacios a favor de la equidad

Las mujeres siguen en la búsqueda de proyectos concertados: Las organizaciones femeninas que luchan por la igualdad tienen la palabra.

0
196
Mujeres panameñas conquistan nuevos espacios en procura de equidad.

Por Irma Tuñón Berrocal
Planificadora y activista del Foro Mujer y Desarrollo

Las mujeres buscan diferentes caminos para autovalorarse. Uno de ellos es la ejecución de proyectos para la integración de grupos dinámicos y el crecimiento del movimiento femenino.

De hecho, hay una valiosa experiencia en la concertación entre el Estado, la Cooperación Técnica Internacional y el Movimiento de Mujeres de Panamá que aboga por la equidad.

En la descripción de ese notable esfuerzo hay que resaltar la Sistematización del esfuerzo de “Operativización del Plan Nacional Mujer y Desarrollo 1996-2001”. Esa tarea fue asignada a los consultores Irma Tuñón Berrocal y José Agustín Espino, quienes contribuyeron a delinear objetivos y una ruta a favor de una sociedad más democrática, con especial énfasis en la consulta a dirigentes del movimiento social.

Recorrido de la Operativización del Plan

La Operativización del Plan Nacional Mujer y Desarrollo se realiza en un momento especial, ya que en el ámbito mundial la búsqueda de la Igualdad de Oportunidades entre hombre y mujeres encuentra su máxima expresión en la Cuarta Conferencia Mundial en Beijing, China, del 4 al 15 de septiembre de 1995.

Panamá se comprometió en la esfera internacional a potenciar el papel de la mujer en la sociedad, así como a mejorar su condición de vida y eliminar los obstáculos que afecten su participación. Por ello, fue suscrita y ratificada la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), adoptando las Estrategias de Nairobi para el Adelanto de la Mujer y participando en la adopción de la Plataforma de Acción de la IV Conferencia Mundial Sobre la Mujer.

El Foro Mujer y Desarrollo y la Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo Integral de la Mujer asumieron la tarea de formular un plan para precisar sus objetivos y articular acciones dirigidas a profundizar los avances obtenidos.

En 1993, fue formulado el Plan Nacional Mujer y Desarrollo 1994-2000. A partir de ese documento, hubo conferencias para definir prioridades, analizar experiencias, evaluar las fuerzas con las que se puede contar, potencialidades y obstáculos, y compromisos con las instancias políticas en la ejecución del Proyecto Igualdad de Oportunidades financiado por la Unión Europea (UE) y el Gobierno Nacional. Proyecto orientador al Consejo Nacional de la Mujer y a la Dirección Nacional de la Mujer hoy Instituto Nacional de la Mujer (INAMU).

Compromisos en la Operativización del Plan Marco de Referencia Internacional

La Operativización del Plan fue formulado en un momento crucial en que los gobiernos asumen la globalización y la formación de bloques económicos, y enfrentan el paradigma del nacionalismo y el fundamentalismo religioso que tienen como víctimas a mujeres que luchan por su supervivencia y dignidad.

El Plan de Acción y su correspondiente operativización asumen el contenido de la plataforma de IV Conferencia Mundial sobre la Mujer, “reconoce los acuerdos alcanzados en la Cumbre Mundial a favor de la Infancia, la Conferencia sobre Medio Ambiente y Desarrollo, la Conferencia Mundial de Derechos Humanos, y la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, donde se establecieron compromisos concretos para fomentar el desarrollo sostenible”.

Promesa cumplida: “Programa Pro Igualdad de Oportunidades”

En octubre de 1997, fue instalada la unidad de gestión del Programa “Promoción de la Igualdad de Oportunidades en Panamá” PAN/B7-3010/95/100. Este programa consistió en seis proyectos, divididos en 38 componentes que siguen los lineamientos definidos por los parámetros de acuerdos firmados entre el Gobierno de Panamá y la Unión Europea en 1995. Esos proyectos se refieren a: Políticas Públicas y Género; Educación No Sexista; Entrenamiento en Género; Empoderamiento y Participación Ciudadana; Acción contra la Violencia y otras prioridades; y Sensibilización y Comunicación.

Entre las conquistas del movimiento de mujeres, figura la institucionalización de la perspectiva de género en las políticas, programas y proyecto en marcha por el gobierno.

Otros logros alcanzados en la década de 1990 son la creación del Consejo Nacional de la Mujer; la Dirección Nacional de la Mujer, el surgimiento del Ministerio de la Juventud, la Mujer, la Niñez y la Familia, y Mecanismos Gubernamentales para el adelanto de la Mujer, la Ley No.4 del 29 de enero de 1999, “Por la cual se instituye la Igualdad de Oportunidades para las Mujeres”.

Una acción importante del Movimiento de Mujeres desde 1999, para garantizar la continuidad del proceso de programas para las mujeres, fue la firma del “Pacto Mujer y Desarrollo”, con los candidatos en períodos electorales, donde se comprometieron a aplicar el Plan Nacional Mujer y Desarrollo.

Como se indica en el Informe “Análisis del Plan Nacional Mujer y Desarrollo año 2000 “, pág.7: “Todo este proceso, no ha estado ni está exento de dificultades. Entre las más significativas están: el bajo nivel de difusión del Plan Nacional Mujer y Desarrollo, la falta de planificación y carencia de mecanismos técnicamente diseñados para su ejecución, seguimiento y evaluación y la burocracia administrativa que dificulta la ejecución de los programas en los plazos establecidos”.

Otra limitación ha sido la falta del acceso a las fuentes de financiamiento para ejecutar otras áreas importantes no previstas en el plan, como Mujer Rural: Campesina e Indígena; Brecha Salarial, Seguridad Social; Vivienda y Ambiente.

El Foro Mujer y Desarrollo y Codim, consciente del compromiso con las organizaciones de mujeres, logran negociar con la Unión Europea la aprobación de un “Proyecto Puente” llamado “Formación en Género para la ejecución del Plan”. El proyecto “FORGEN” inició en 1997 y culminó en octubre 1998. Con ello, se fortaleció la imagen del movimiento de mujeres y su capacidad negociadora. Fueron capacitadas 200 mujeres en Género, Formulación de Proyectos, Negociación y Cabildeo, Políticas Pública para incidir en la ejecución del Plan.

La lucha del movimiento de mujeres es vista por los analistas de procesos sociales como un ejemplo de la participación ciudadana en la concertación para le ejecución de políticas públicas para promover la Igualdad de Oportunidades.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here