Médicas exigen detener violencia contra la niñez en Panamá

0
111
Mèdicas panameñas exigen el cese del abuso infantil en Panamá.

El abuso infantil cometido por elementos criminales en albergues de Panamá, así como la falta de certeza del castigo a los culpables, desató una ola de repudio de los ciudadanos. Esa situación, agravada por el abandono de la misión protectora del Estado a favor de la niñez y la transferencia de esa responsabilidad a manos de organizaciones privadas, ha generado un pronunciamiento de las médicas panameñas, quienes exigen Justicia y acciones efectivas del actual gobierno.

En ese sentido, Bayano digital reproduce en esta sección el comunicado emitido por la Asociación de Médicas de Panamá, para tratar de enderezar las políticas públicas sobre Niños, Niñas y Adolescentes,

La Asociación de Médicas de Panamá desea sumar su voz a la de tantas otras organizaciones e individuos en nuestro país por los eventos, recientemente dados a conocer a la luz pública, relativos a presuntos abusos contra niños, niñas y adolescentes de nuestro país en diferentes albergues, los cuales, al igual que la niñez y adolescencia involucradas, están bajo la responsabilidad de la Secretaría Nacional de niñez adolescencia y familia (SENIAF).

Las causas de la violencia contra los niños, niñas y adolescentes son complejas y variadas. Incluyen causas socioeconómicas, como la pobreza y la exclusión social, y muchos otros factores políticos, culturales y familiares profundamente arraigados en nuestra sociedad panameña.

Como sociedad debemos hacer una reflexión consciente y urgente entre todos los sectores para identificar las causas raíz y consecuencias de tan nefasta situación, y buscar soluciones duraderas que atiendan el problema de forma sistémica, en especial garantizar la protección de menores en situación de riesgo y evitar la revictimización de los mismos.

Es deplorable que la mitad de los niños del mundo sufran violencia física, psicológica o sexual. Es inaceptable que cada cinco minutos muera un niño en algún lugar en un acto violento, sin contar con los millones que sufren constantes abusos en manos de perpetradores tanto de su entorno inmediato como por parte de extraños.

Afirmamos la dignidad fundamental de cada niño, niña, adolescentes y el imperativo moral de protegerlos de cualquier daño físico o mental, tal como se consagra en la Convención de las Naciones Unidas de 1989 sobre los Derechos del Niño y sus protocolos.

Lamentamos y repudiamos estos hechos y exigimos a las autoridades competentes tomar todas las medidas correctivas necesarias para investigar, remediar y poner fin a esta inquietante situación que se presenta en nuestro país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here