Estuvo en coma por complicaciones del covid-19 y cuando se despierta tiene un bebé de casi un mes

La mujer dice que es "un milagro" que ella y su hijo estén sanos e instó a la población a tomarse el coronavirus en serio.

0
31
Imagen ilustrativa Pixabay / fancycrave1

Una mujer dio a luz mientras se encontraba en coma debido a complicaciones del covid-19 y pudo conocer a su bebé cuando este ya tenía casi un mes.

«Al abrir los ojos en una habitación desconocida, traté de orientarme. Me sentía aturdida y confundida y había un tubo conectado a mi garganta. Luego vi una foto de un bebé recién nacido en la pared. Mis manos tocaron mi estómago e instantáneamente supe que la foto era de mi hijo», contó Emily Brown, de 30 años, a The Sun.

Brown, afirmó que al principio su familia no se tomó la pandemia en serio y no usaba mascarillas ni respetaba el distanciamiento social en lugares públicos: «No parecía real y asumí que todo pasaría rápidamente».

En su séptimo mes de embarazo, Emily y su esposo Josh supieron que iban a tener un niño e invitaron a unos amigos a un restaurante para celebrarlo. Fue entonces cuando la mujer se dio cuenta «de que no podía ni saborear ni oler nada».

Preocupada por la salud de su futuro hijo, a quien la pareja decidió llamar Tucker, la mujer decidió someterse a una prueba de covid-19, que resultó positiva. Durante esa semana, desarrolló síntomas más graves de la enfermedad, como fiebre y dificultades para respirar, y finalmente fue trasladada a un hospital.

«Como si no hubiera estado embarazada en absoluto»
«Estaba tan enferma que me pusieron un ventilador y me indujeron un coma. Los médicos le dijeron a mi familia que tal vez no sobreviviría y realizaron una cesárea de emergencia para dar a luz a Tucker, a pesar de que era siete semanas prematuro», recordó Emily.

«Cuando desperté en la habitación extraña, estaba segura de que solo habían pasado unos días, pero en realidad habían sido tres semanas […] Había pasado tanto tiempo que mi cicatriz de la cesárea se había curado y era casi como si no hubiera estado embarazada en absoluto. Fue tan surrealista que me tuvieron que dar medicación para mantener la calma», agregó.

A pesar de haber nacido tan prematuramente, Tucker tuvo un peso saludable y, tras pasar varias semanas en la unidad de cuidados intensivos neonatales, fue dado de alta. Ahora el niño tiene cinco meses, se encuentra estable y está en casa junto con sus padres.

«Quiero que todos sepan lo importante que es tomarse este virus en serio. Es un milagro que Tucker y yo estemos aquí y sanos», concluyó la mujer.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here