El rapto de Siria

“Nos vamos a quedar con el petróleo (de Siria), recuérdenlo. Queremos quedarnos con el petróleo. US$45 millones por mes”. Donald Trump, presidente de EE.UU.

0
27
Bombardeo en la ciudad de Deir Ezzor (este de Siria). Foto: AFPmbardeo

Por Julio Yao Villalaz
Analista internacional y ex asesor de política exterior.

Cuenta la mitología griega que Europa era una hermosa princesa fenicia que se paseaba recogiendo flores por la playa del actual Líbano y de quien se enamoró locamente Zeus, Dios del Olimpo. Para acercársele, Zeus se transformó en un toro blanquísimo y manso que se filtró entre las reses del Rey Agenón, padre de Europa.

Cautivada, Europa montó en lomos del toro, y éste raudamente se arrojó con ella al mar y nadó hasta Creta, donde ‒una vez transformado en la divinidad que era‒ la convirtió en la primera reina de la isla griega y madre de tres hijos, entre los cuales el Minotauro.

En agradecimiento, Zeus le hizo tres regalos a Europa: un autómata de bronce para alejar a los enemigos de sus costas, un perro que no soltaba presa y una jabalina que nunca erraba el tiro. Finalmente, Zeus creó en su honor la Constelación del Toro (Tauro). La leyenda, conocida como El Rapto de Europa, ha sido consagrada por los más universales pintores, escultores y artistas del mundo.

Siria, que colinda al Oeste con las playas del Líbano en que se banaba Europa, ha sido secuestrada ahora también por otro toro blanco (Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Turquía, Israel), acompañado por una manada de hienas (terroristas) y no de mansas reses, las que, contrario a Europa, mantienen a Siria en un atroz cautiverio, en una cámara de tortura, en un interminable calvario, para robarle su patrimonio, borrarle su identidad, su personalidad histórica y, sobre todo, su dignidad nacional.

A Siria le urgen los tres regalos de Zeus: una coalición que aleje a sus enemigos, un ejército poderoso y armas insuperables.

No es mucho pedir para un país cuya capital, Damasco, aparece varias veces en la Biblia. En Génesis 14:15, se lee: “Por la noche, Abram y su gente atacaron por sorpresa a los reyes y los persiguieron hasta Hobá, que está al norte de la ciudad de Damasco”.

Damasco es la ciudad donde Pablo — azote de los cristianos — fue impactado por una luz que lo dejó ciego. Esa luz era Jesús, quien le reclamó a Pablo su hostilidad hacia sus seguidores y lo convirtió en uno de sus apóstoles.

Siria, una de las civilizaciones más antiguas, atravesó mestizajes, invasiones, guerras, sucesiones dinásticas, golpes de Estado, vasallaje; en fin, un extenso rosario de sucesos que forjaron su carácter y la convierten en un Estado que es ejemplo de orgullo nacional, perseverancia y autodeterminación.

Siria es un auténtico cruce de culturas. Pertenece a la vez a Oriente y Occidente, al Mediterráneo y al Índico, a Europa, Asia y África, y jugó un importante papel durante siglos en la creación de la Ruta de la Seda, la principal ruta comercial y de comunicación del mundo y el mayor proyecto cultural de la historia.

Situada entre Irak, Turquía, (Palestina Ocupada por el régimen sionista de Israel), Jordania, Líbano y el Mar Mediterráneo, hoy, sin embargo, Siria yace aherrojada por un conjunto de fuerzas que son el toro blanco de Occidente, que se hacen acompañar por hordas mercenarias o terroristas financiadas por Arabia Saudí y otros países árabes, llámense Estado Islámico, Daesh, Al Qaeda, Al Nusra, Cascos Blancos o Al Baghdadi.

Citemos algunas razones por las que Siria es objeto de voracidad piratesca, de agresión y ocupación territorial, sobre la cual se ejecutan planes de fragmentación y caotización:

  1. En Siria no existe Banco Central Rothschild.
  2. Siria es el único país árabe que no tiene deudas con el FMI ni con el Banco Mundial ni con nadie.
  3. La educación es gratuita, incluyendo las carreras universitarias.
  4. La salud es gratuita.
  5. Las mujeres sirias tienen iguales derechos que los hombres.
  6. Las mujeres no tienen la obligación de llevar el burka. La Sharia (ley Islámica) es inconstitucional.
  7. Es el único país árabe con una Constitución laica y no tolera los movimientos extremistas islamistas.
  8. Es el único país del Mediterráneo que es propietario de su empresa petrolera y no la privatiza.
  9. Tiene una apertura hacia la sociedad y cultura occidental como ningún otro país árabe.
  10. Cinco Papas fueron de origen sirio, por lo que la tolerancia religiosa es única en la zona.
  11. Antes de la Conspiración occidental (2011), Siria era el único país pacífico del Medio Oriente sin guerras ni conflictos internos.
  12. El presidente Bashar al-Ásad tiene una aprobación extremadamente popular.
  13. Siria se opone al Sionismo y al criminal apartheid israelí.
  14. La población está bien informada y discute abiertamente sobre el establecimiento del Nuevo Orden Mundial.

Si Europa fue raptada por Zeus para hacerla feliz y honrarla, Siria ha sido raptada para castigarla y aniquilar su voluntad de vida. La agresión destruyó casi totalmente a Siria y sesgó más de 500,000 vidas, luego de ocho años (2011-2019), y produjo más de 5 millones de refugiados. El bloqueo a los alimentos y medicinas, las sanciones y el aislamiento internacional agravan el sufrimiento de su pueblo.

Pero Siria lucha por todos los flancos e invoca como pocos el Derecho Internacional. A los países que, sin su consentimiento, ocupan su territorio, el presidente al Ásad les ha conminado a que lo abandonen; y al resto de los agresores, sean o no Estados (terroristas), igual, o que se preparen para morir.

Afortunadamente, la Conferencia de Astaná (Rusia, Turquía e Irán) que culminó el 11 de diciembre de 2019, presagia un triunfo para Siria y la terminación de su martirologio. He aquí sus conclusiones fundamentales:

  • Primero: Los países garantes expresan su preocupación por los grupos terroristas en Idleb y se comprometen a coordinarse entre sí para eliminarlos.
  • Segundo: No aceptan las nuevas realidades sobre el terreno con el pretexto de combatir el terrorismo, incluidas las “autoadministraciones ilegales”, en una referencia directa a los grupos armados kurdos.
  • Tercero: Rechazan las medidas separatistas, que socavan la unidad política de Siria y su integridad territorial y amenazan la seguridad nacional de los países vecinos.
  • Cuarto: Se oponen a la incautación del petróleo y gas sirios, y a cualquier transferencia ilegal de los mismos, una referencia a los intentos de EE.UU. y las FDS de apropiarse del petróleo sirio.
  • Quinto: Denuncian los ataques “israelíes” en suelo sirio.
  • Sexto: Afirman que la seguridad y la estabilidad no pueden llegar al norte de Siria a largo plazo, sino preservando la soberanía y la integridad territorial del país.

Empiezan, a llegar los tres regalos de Zeus. ¿Habrá una Constelación de Siria?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here