“Causa Justa” 30 años después

Al combativo y sufrido pueblo colonense.

0
97
Bombardeo e incendio en el barrio mártir de El Chorrillo, en 1989.

Por Efraín Reyes Medina
Director vitalicio de Bayano

En poco tiempo, el pueblo panameño recordará el cruel genocidio orquestado por George W. H. Bush en diciembre de 1989 contra Panamá, a través de la gigantesca operación militar denominada “Just Cause” (Causa Justa) que provocó pérdida de vidas humanas, destrucción y daños a la economía.

Los presidentes estadounidenses en busca de un segundo período presidencial, estiman que deben mostrarse como “duros” e irreductibles defensores de la “libertad de expresión” fuera de su territorio continental.

Entonces, se inventan una guerra. Los países de Oriente Medio, de África y, sobre todo, de América Latina, son el teatro de tal política irracional intervencionista.

En Panamá, “Causa Justa” fue el nombre de la operación de asesinato masivo ordenado por George W. H. Bush y el “Tío Tom”, Collin Powell, jefe del Estado Mayor.

Sólo la mención de “Causa Justa” recuerda el derramamiento de sangre en Panamá. Esa operación, en la que se utilizó tecnología de última generación, fue la carta que el genocida escogió para canjearla por su derecho a ser reelecto en Estados Unidos.

“Causa Justa” se ensañó contra los pobres panameños y dejó una estela de muerte, sangre y destrucción. Tropas de los cuerpos de elite estadounidenses dispararon a mansalva contra una población civil indefensa acribillada.

“Causa Justa” es el grito de dolor de quienes en el barrio de El Chorrillo morían aplastados por las tanquetas de Estados Unidos.

“Causa Justa” es, además, el clamor de quienes morían en hogares incendiados, ametrallados por los tripulantes de los helicópteros artillados y los disparos de la fusilería de los “Navy Seals” de las fuerzas aerotransportadas.

“Causa Justa” es el llamado doloroso de las madres que siguen reclamando que se les diga en qué fosa común arrojaron los cuerpos de sus familiares desparecidos.

“Causa Justa” es y será el sinónimo del desprestigio de los yanquis por el desconocimiento al derecho a la vida de los pueblos de nuestra América.

“Causa Justa” provoca en cada panameño asco, repudio y ningún movimiento patriótico ni de reivindicación puede ser convocado bajo esa consigna ignominiosa de muerte.

Ojalá que las voces de patriotas que reclaman la aprobación del 20 de diciembre como un Día de Duelo Nacional encuentren eco en las autoridades de este país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here