Campaña por la libertad de los presos políticos en el mundo

“Presos políticos libertad”, oportuna iniciativa que se desarrollará el 17 de abril, Día Internacional de Preso Político, y que nos hizo llegar la dirigencia de este combativo medio alternativo progresista, lo mismo que el colega solidario bolivariano Amable Fernández. Esa es una campaña que respaldamos frontalmente.

0
51
Líder indígena Leonard Peltier, encerrado por defender a su pueblo.

Por Franklin Ledezma Candanedo
Periodista y escritor

No todos los presos políticos en el mundo aparecen en gráficas que acompañan la presente entrega periodística, pero las mismas son representativas de quienes están privados de su libertad en ergástulas de todos los continentes, por defender sus nobles ideales, para que tengan vigencia valores y principios fundamentales: Equidad, justicia, solidaridad, paz, libertad y una cultura amigable con la humanidad, la casa común, el ambiente y todas las especies.

Los prisioneros políticos son seres humanos que merecen un trato justo. Son importantes, merecen respeto y la libertad. Sin demeritar a nadie, hay uno que los podría representar a todos, porque es bandera de lucha en esta noble y altruista campaña, el hermano originario Leonard Peltier, “el ultimo guerrero indio”.

Cabe resaltar que Peltier es el prisionero político más viejo del mundo y el que lleva más tiempo en las mazmorras de ese bestial imperio, puesto que en este 2020, de sus 76 años, habrá pasado 43 en las cárceles norteamericanas, ya que nació en 1944 (múltiples informaciones sobre este combatiente originario progresista, pueden leerse en numerosas páginas de internet).

Este símbolo viviente de los movimientos sociales cumplirá en septiembre de 2020 los 76 años de edad, encerrado en una prisión a más de 3.000 kilómetros de distancia de su familia, aunque ha sido “huésped forzado” de varios centros penitenciarios.

Leonard, activista estadounidense, de ascendencia anishinaabe lakota, perteneciente al Movimiento Indígena estadounidense, permanece encarcelado desde 1976, y desde 1977 fue declarado culpable y condenado, sin pruebas, a dos cadenas perpetuas consecutivas.

¿Cuál fue su pecado?: Luchar por los derechos aborígenes y en contra de la violencia desatada en las reservas indígenas.

En este recuento de las atrocidades de cavernícolas siglo XXX, que mantienen presos políticos en todo el mundo, es necesario destacar un caso excepcional, el del luchador independentista Boricua Oscar López Rivera, quien fue el prisionero político más antiguo del hemisferio (36 años detenido), toda vez que fue condenado en 1981 y recobró su libertad el 17 de enero de 2017, por mandato expreso del presidente saliente de USA, Barack Obama.

Es múltiple el paradigma legado por este incansable luchador independentista de su patria, la Isla del Encanto, Puerto Rico:

– Fue veterano en la Guerra de Vietnam, defendiendo la bandera de EE.UU., donde fue condecorado por su valor en combate.

– Oscar López Rivera fue encarcelado por denunciar el colonialismo estadounidense y reclamar el fin de esa política en Puerto Rico.

– En 1976, se integró a la lucha clandestina en favor de la independencia de Puerto Rico como miembro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN). En 1981, fue capturado por el FBI, acusado de “conspiración” y por pertenecer a esta organización.

– Fue uno de los 14 presos miembros de las FALN a los que el presidente Bill Clinton ofreció indulto en 1999, pero López Rivera lo rechazó porque dos de sus compañeros quedarían en prisión.

– Este genuino luchador independentista de la Isla del Encanto, Puerto Rico, cumplió 36 años en una prisión federal, como resultado de dos sentencias dictadas en su contra, que en conjunto sumaron 70 años de cárcel.

– Nació el 6 de enero de 1943, por lo que, en el 2017, fecha en que fue liberado, cumplió 74 años de edad. En 1981, fue capturado por agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), acusado de “conspiración” y de pertenecer a las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN). Fue condenado a 55 años de prisión federal, pero luego de fabricarle en prisión un caso de intento de fuga, la pena impuesta se convirtió en una sentencia de 70 años, 12 de los cuales los pasó en aislamiento total. En consecuencia, durante 36 años permaneció en las cárceles de la bestia (666) hegemónica, por amar a su Patria.

Oscar López Rivera. (Foto: Andres Kudacki / AP)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here