Burda injerencia de EEUU en Panamá

Ex gobernador Jeb Bush pide a Estados Unidos presionar a Panamá para que deje de "ayudar" a Irán para evadir sanciones. Para el ex gobernador, ya es hora de que Estados Unidos envíe un mensaje inequívoco de que ayudar a financiar el régimen iraní es intolerable y será castigado.

0
218
Sede de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP).

(Nota tomada del diario La Estrella de Panamá)

Por Gustavo A. Aparicio O.
gustavo.aparicio@laestrella.com.pa

  • El ex gobernador de la Florida, Jeb Bush pidió al gobierno de Estados Unidos que presione a Panamá para que abandone su rol de «ayuda» a Irán para evadir sanciones.
  • Jeb Bush, quien es miembro del consejo asesor de la United Against Nuclear Iran (UANI), afirmó en un artículo de opinión publicado en el Washington Post que el régimen iraní ha sobrevivido durante más de cuatro décadas, gracias en gran parte a que los países anteponen sus intereses económicos a la paz y la seguridad internacional.

La UANI es una organización cuyo objetivo es evitar que Irán cumpla su ambición de convertirse en una superpotencia regional que posea armas nucleares.

Bush destacó que Rusia y China son bien conocidos como aliados y socios comerciales de Irán, pero indicó que hay otro país que ha sido fundamental en la supervivencia continua del régimen y señaló a Panamá.»Sin el apoyo de Panamá, el régimen iraní enfrentaría importantes obstáculos para contrabandear su petróleo y gas alrededor del mundo», precisó.

Detalló que al menos el 16 por ciento de la flota marítima mundial, por tonelaje de peso muerto, está registrado en Panamá, incluido el 39 por ciento de los 288 buques que United Against Nuclear Iran, una organización a la que asesora Jeb Bush, y que ha identificado como sospechosas de participar en la armada fantasma de bandera extranjera de Irán.
Precisó que el Departamento del Tesoro debería impedir que esta flota de petroleros se involucre con estadounidenses y empresas estadounidenses por violar las sanciones estadounidenses.

Según Bush estos barcos están en el centro de una red de contrabando que ayudó al régimen a exportar petróleo por valor de 30.000 millones de dólares en 2021, según el análisis de la UANI del volumen mensual de las exportaciones de petróleo de Irán y el precio con descuento al que Irán vende su petróleo.»Esos ingresos ayudan a Irán a financiar organizaciones terroristas y pagar a las fuerzas de seguridad responsables de graves abusos contra los derechos humanos contra los manifestantes iraníes», aseguró.

De acuerdo con el ex gobernador, dado que Panamá disfruta de los frutos de miles de millones de dólares en comercio anual con los Estados Unidos y recibe más inversión directa de los Estados Unidos que cualquier otro país centroamericano, el gobierno panameño parece notablemente despreocupado por asegurarse de que no está ayudando a un adversario de los Estados Unidos a evadir las sanciones de los Estados Unidos.

Al respecto destacó que desde 2020, la Autoridad Marítima de Panamá, el registro de banderas más grande del mundo, ha recibido evidencia recopilada por la UANI sobre 130 embarcaciones de interés, pero la AMP ha quitado la bandera a solo 18 de ellas, permitiendo que las demás continúen con su supuesta función como mulas para el régimen iraní.

En tal sentido, sostuvo que en múltiples ocasiones, la UANI ha presentado a la autoridad conocimientos de embarque oficiales sellados por la Compañía Nacional de Petróleo de Irán, como evidencia adicional de un buque que carga petróleo desde Irán. A pesar de esta contundente evidencia, las embarcaciones siguen bajo bandera panameña».

La Autoridad Marítima de Panamá ha sido aún menos receptiva a las preocupaciones planteadas por el gobierno de los Estados Unidos», enfatizó. De igual manera, afirmó que hace dos meses, el Departamento del Tesoro, como parte de sus esfuerzos antiterroristas, designó a tres buques de bandera panameña por su participación en la mezcla de petróleo iraní con petróleo indio.

Al respecto, planteó que las ganancias iraníes se pueden utilizar para apoyar a organizaciones terroristas extranjeras designadas por Estados Unidos como Hezbolá y la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria.Un cuarto buque, detalló, un petrolero llamado Glory Harvest, fue designado por el Departamento del Tesoro el año pasado para transportar petróleo y productos petroquímicos iraníes, al igual que un quinto buque por su participación en una red de empresas utilizadas para vender ilícitamente millones de barriles de petróleo iraní. .¿Qué ha hecho Panamá en respuesta? Nada. Estas embarcaciones continúan navegando bajo bandera panameña, sostuvo Bush.

Destacó que ahora, increíblemente, Panamá quiere liderar la Organización Marítima Internacional, una agencia de la ONU responsable de la seguridad y protección del transporte marítimo y la lucha contra las actividades marítimas ilícitas.»El gobierno panameño es indigno del prestigio que ganaría si su embajador ante la organización, Arsenio Domínguez, llegara a ser secretario general de la agencia. En pocas palabras: Panamá no merece la confianza de la comunidad internacional».

Planteó que Estados Unidos debería presionar a Panamá para que elija entre ayudar a un régimen misógino y asesino o alinearse claramente con el mundo libre.»Tal presión se puede aplicar en una variedad de formas. El nuevo Congreso debe investigar el papel de Panamá para facilitar la evasión de sanciones, y la administración de Biden debe agregar a todos los buques con bandera panameña que hayan transportado cargamentos sancionados, sus propietarios y operadores a la lista de Estados Unidos de “nacionales especialmente designados”, recomendó.

Al hacerlo, explicó, bloquea los activos de las entidades, los somete a incautación y los congela para que no hagan negocios en los Estados Unidos.También considera que el presidente de su país Joe Biden, también debería castigar a todas las personas y entidades que componen el universo de los llamados proveedores de servicios marítimos que participan en la evasión de sanciones de Irán. Han evitado la rendición de cuentas durante demasiado tiempo.

«Es hora de que Estados Unidos envíe un mensaje inequívoco de que ayudar a financiar el régimen iraní es intolerable y será castigado», concluyó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here