¿Pérez Balladares y Martinelli negocian un acuerdo de oposición?

0
566
Los exresidentes Pérez Balladares y Martinelli negocian un acuerdo de oposición..

¿Pérez Balladares y Martinelli negocian un acuerdo de oposición?

Por Cecilio E. Simon E.
Especial para Bayano digital

El ex presidente Ricardo Martinelli (2009-2014) depuso su tradicional estilo confrontacional y propuso a su archirrival, el ex presidente Ernesto Pérez Balladares (1994-1999), en una breve conversación telefónica, un acuerdo de oposición. Días antes de la conversación calificada como casual, circulaba por las redes sociales y algunos medios de comunicación el interés de las partes de establecer un acuerdo para controlar la Asamblea Nacional de Diputados.

Los manuales de resolución de conflictos identifican dos modelos de negociación: Por un lado está el modelo tradicional basado en la negociación de posiciones, en la que una parte gana y la otra lo pierde. Es una negociación “ganar-perder”. Por el otro esta y el integrativo también denominado método Harvard, fundamentado en los intereses. En él se busca soluciones que satisfagan los intereses de las partes, es un modelo “ganar-ganar”.

En el modelo tradicional, la respuesta es confrontacional. Las partes se presentan a la mesa de negociación con la fuerza de su posición, dispuestas a derrotar a la contraparte. El ex presidente Ricardo Martinelli es adicto a ese modelo y lo demostró durante su gestión presidencial.

El modelo integrativo, se fundamenta en cuatro principios: separar a la persona del problema, poner por delante los intereses de las posiciones, definir opciones mutuamente convenientes y, buscar resultados basados en criterios objetivos.

Inspirado en el modelo integrativo, el ex presidente Pérez Balladares, con minoría en la Asamblea Nacional, buscó la gobernabilidad a través de la concertación de “espacios políticos” con sectores de la oposición, algunas personalidades independientes y sus allegados no inscritos en el partido de gobierno (entre ellos Ricardo Martinelli).

En esas negociaciones, el gobernante puso por delante los intereses nacionales a la posición y críticas de las bases del PRD, que venían de la persecución y las destituciones masivas durante el gobierno de Guillermo Endara (1989 – 1994). Ellos reivindicaban su reincorporación a sus puestos de trabajo en el servicio público, en tanto que el mandatario advirtió a sus copartidarios, que el gobierno no era una agencia de empleos.

En cuatro frases de la breve comunicación telefónica “casual” de los ex presidentes están presentes todos los principios del método Harvard de negociación. Pese a su conocido estilo confrontacional, Martinelli buscó separar a la persona del problema: “Oye, Toro, yo no tuve nada que ver con lo que te hicieron”. No hubo reproches. Pérez Balladares, conocedor del modelo de negociación por intereses, evitó romper el ciclo; se empinó sobre su posición para iniciar la negociación al responder: “Mira, Ricardo, yo sé quién lo hizo y por qué”.

Entre risas, en la sucesión de frases, los ex mandatarios continuaron la negociación al identificar una opción mutuamente conveniente (el control de la Asamblea) y un criterio objetivo para medir los resultados: (un acuerdo de oposición). “Ojalá se pudiera lograr un acuerdo de oposición en la Asamblea”, propuso Martinelli. “Sí, ojalá”, respondió Pérez Balladares.

Michael Corleone “no es nada personal, sólo son negocios”
Michael Corleone en el Padrino II  “No es nada personal, sólo son negocios”

Anteponer los intereses a las posiciones motivó la negociación Martinelli – Pérez Balladares. En efecto el dirigente perredista se movió de su posición a sus intereses. El 4 de mayo de 2015, fue enfático en su posición cuando twitteo: “Rechazo tajantemente cualquiera alianza con el partido que saqueó al país, el CD. Ellos tienen primero que purgarse y expulsar a su fundador (Ricardo Martinelli) para tener autoridad moral para hablar”. Ahora, como exponente del método Harvard expresa su interés, cuando el pasado 10 de junio dice en la misma red social: “Por más diferencias que haya, si se pierde la capacidad de diálogo, hablarán las balas”.

Cabe preguntar: ¿El CD y su fundador tienen autoridad moral, ahora, para hablar y negociar una alianza con el PRD? ¿La violencia social podrá escalar a la violencia política, desconocida en nuestro país por más de veinticinco años? ¿Quiénes la promoverán, para que el ex presidente considere necesario conjurarla con el dialogo y alianza con quienes saquearon el país?

Vito Corleone, y Johnny Fontane en El Padrino. “Le haré una oferta que no podrá rechazar”.
Vito Corleone, y Johnny Fontane en El Padrino. “Le haré una oferta que no podrá rechazar”.

La breve conversación telefónica entre los expresidentes recuerda pasajes de la afamada obra El Padrino, cuando Michael Corleone decía: “no es nada personal, sólo son negocios”, o cuando Vito Corleone, dirigiéndose a Johnny Fontane, expresó: “le haré una oferta que no podrá rechazar”. Esos son los principios que fundamentan los intereses puestos en la mesa de la negociación Pérez Balladares – Martinelli.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here