Londres asegura que está listo para ordenar un ataque nuclear preventivo

0
18
Submarino británico HMS Vengeance. (Foto: David Moir / Reuters).

 

Los misiles balísticos intercontinentales Trident tienen un alcance de más de 11.000 kilómetros. No quiso señalar cuáles serían sus potenciales objetivos para “no dar comodidades a nuestros enemigos”.

RT

Reino Unido está dispuesto a llevar a cabo un ataque nuclear preventivo en caso de que sea necesario, ha advertido el ministro de Defensa británico, Michael Fallon, en una entrevista con la BBC 4 Radio.

Según Fallon, la primera ministra, Theresa May, está preparada para ordenar el lanzamiento de misiles balísticos Trident en “circunstancias extremas”, incluso si Reino Unido no se encontrar bajo un ataque nuclear.

El ministro no dio detalles sobre esas circunstancias ni sobre posibles objetivos, ya que “es mejor no especificar ni describir, por no dar comodidades a nuestros enemigos y hacer la disuasión menos creíble”, explicó.

“La idea del factor disuasorio está en que se tiene que dejar la incertidumbre en la mente de cualquiera que esté pensando en usar las armas contra nuestro país”, agregó.

Corbyn provocaría un “caos muy peligroso”

Los comentarios del ministro se producen luego de que la víspera el líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, declarara que ordenaría una revisión sobre la defensa estratégica del país si gana las elecciones del próximo 8 de junio. Corbyn, quien desde hace años está a favor del desarme nuclear, evitó pronunciarse sobre el programa de los Trident, una fuerza que deberá ser renovada en los próximos años.

El Trident, de fabricación estadounidense, es un misil balístico intercontinental diseñado para ser lanzado desde un submarino y tiene capacidad de llevar ojivas nucleares. Con un alcance de más de 11.000 kilómetros, constituye una parte fundamental de la fuerza nuclear de disuasión de Reino Unido y EE.UU.

Corbyn “está en contra de la disuasión nuclear, detendría la construcción de los submarinos que ya hemos comenzado a construir, no controlaría nuestras fronteras e incluso ha cuestionado nuestro despliegue en la OTAN”, criticó Fallon, añadiendo que una victoria del líder laborista en las urnas provocaría un “caos muy peligroso” en el país.

Más información:

EEUU solicitó que el Reino Unidos encubriese el fracaso de la prueba con el misil balístico Trident.

La Administración del pasado presidente de Estados Unidos, Barack Obama, solicitó al Gobierno de quien fuera primer ministro de Reino Unido, David Cameron, que encubriera el fracaso de la prueba de su misil balístico Trident, según informa “The Sunday Times”.

Así, una fuente militar británica ha especificado al diario que el submarino HMS Vengeance cargó y lanzó el misil “con éxito” y que el fallo fue culpa de la tecnología de la empresa fabricante —la estadounidense Lockheed Martin—, con lo cual EE.UU. temía que otros proyectiles de su arsenal “tuvieran problemas similares”.

La prueba fracasada

En junio de 2016, el HMS Vengeance realizó un lanzamiento de prueba del misil balístico Trident II D5, capaz de eliminar millones de vidas, cerca de la costa de Florida (EE.UU.). Sin embargo, en lugar de seguir la trayectoria fijada, el proyectil se dirigió hacia territorio norteamericano.

El Ministerio de Defensa de Reino Unido ocultó ese fracaso y, unas semanas después, la Cámara de los Comunes británica aprobó invertir más de 31.000 millones de libras —alrededor de 44.000 millones de dólares— en la modernización de esos sistemas de misiles nucleares.

La revelación

Este 22 de enero se hizo público que esa prueba resultó fallida, pero el ministro de Defensa británico, Michael Fallon, se negó a explicar el incidente en sede parlamentaria.

El 23 de enero, los medios difundieron que la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, conoció los detalles de ese fracaso cuando asumió su cargo en julio de 2016, poco antes de que su país decidiera renovar el futuro de los misiles Trident, una votación para la cual solicitó el voto favorable.

No hay comentarios

Deja un comentario