La verdad sobre el muro en escombros en Costa del Este

0
1718
Muro colapsado en Costa del Este.

La verdad sobre el muro en escombros en Costa del Este

Por el Arquitecto George Kourany Skinner

Un problema de saturación de agua en la tierra. Se hizo más pesada. Licuefacción en las bases de soporte. Deslizamiento de muros, debido al empuje lateral. Se produce lo que técnicamente se llama un corte de cizaña en el punto más débil que no tenía reforzamiento de malla estructural.

Al fallar este punto, en un tercio de la base, la masa de tierra humedecida cobró el esfuerzo lateral y derribó la base del tercio. Esto produjo el colapso del resto. Pérdida total. Además, el muro era muy alto. Y no tenía amarres de columnas a 3.00 de distancia, entre sí, formando una malla de amarre vertical y transversal, y creando una matriz de refuerzo estructural, aparte del muro de hormigón que se erigió con un sistema francés de inyección de hormigón estructural fundido a intervalos.

Cuando esto sucede, los resquicios de fraguados a distintos tiempos requieren un aditamento especial de pegamentos de hormigón para uniformar los tiempos de curado. Igual pasó con el tercer juego de esclusas del Canal de Panamá. A través de las fisuras, el agua empuja y la tierra es como un Goliat que presiona sin ninguna resistencia de contraparte. El muro vertical no tenía arriostramientos laterales, ya que estarían construyendo en propiedad ajena.

Esa pérdida del derrumbe esta por el orden de un millón de dólares, más el atraso de obra, el costo de remoción de escombros y la subida del costo de seguros. Además, hay efectos de desconfianza en los compradores del edificio. A ello se suma la fama de Costa del Este, construida sobre un relleno mal compactado del antiguo basurero municipal. El impacto de ese hecho desastroso repercutirá sobre inversiones en el área de ese exclusivo sector, donde la saturación vial es ya un problema para la movilización.

Además, la zonificación, que incluye a áreas industriales ha contribuido a saturar con equipos de camiones las avenidas de acceso. Ya hay residentes que quieren vender sus casas. La única solución es tirar la costanera fuera, por el mar, y permitir salidas. Pero, hay que toar en cuenta los costos de hacerlo. Habrá que cobrar a los promotores de Costa del Este, o sea a los Motta.

Veremos si el Gobierno tiene la voluntad de cobrarle a los poderes facticos. Hay que ver si continuará la Costanera hasta Tocumen y si cobraría costos a “Mello” Alemán, Herman Bern, Shahani, Corcione y a los promotores judíos que están desarrollando urbanizaciones de lujo y Centros de Acopio y Distribuciones de Carga.

Es indispensable ver lo que sucederá en los manglares que fueron librados por la corrupción institucionalizada del MIVIOT, la antigua ANAM, Municipio de Panamá, MOP, IDAAN durante tres administraciones gubernamentales, violentando el ambiente natural y de protección. Si ello continúa, se demostrará la inequidad y la inmunidad que tienen los promotores inescrupulosos y los funcionarios amorales.

Los lectores pueden ver el video realizado por aficionados, sobre el colapso del muro en Cosa del Este, lo que ha generado un debate sobre la calidad de las construcciones en Panamá.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here