El Dedo

0
19

 

Por Niko Jones

  • El cantautor de “Decisiones” y “Pedro Navaja”, quien anda buscando guayabas, pidió el cese de la violencia en Venezuela. Debería exigirle a Washington que pare la mano, aunque ello le reste apoyo gringo para los Premios Grammy.

  • Por la vía interoceánica merodean submarinos enviados por el hombre del copete dorado (ahora con galluza), para amedrentar a rebeldes en Asia. Bien lo decía el ex presidente panameño Demetrio Lakas: “El Canal es una herida abierta”.

  • Con toda esa plata gastada en armamentos, Estados Unidos podría ganarle la guerra a las epidemias y a la pobreza en África. Sin embargo, en la apuesta bélica está claro que no hay recursos para la paz, sólo pólvora y municiones.

  • El presidente Juan Carlos Varela viajó a Chile para hablar de seguridad en tiempos de inseguridad. Cuando su colega chilena le preguntó sobre el papel de la Fuerza Águila en Panamá, el mandatario respondió. “adoro a esos chicos de negro”.

  • En barriadas donde rige la ley del revólver, usaron el nombre del Ministerio de Salud para asaltar a mano armada a la gente, con el cuento de la campaña de vacunación. El “vacunador” puede ser un pistolero. Ojo: ¡No abran la puerta!

  • Donde no se aguantan los hurtos y robos, es en las provincias de Coclé, Herrera y Los Santos. Reses, gallinas, bicicletas, cosechas, panales de abeja y autos forman el botín. El interior del país es como un Macondo, insólito y salvaje.

  • Los carnales Mossack y Fonseca salieron con más canas en la cabeza, tras el pago de una jugosa fianza de excarcelación. Ambos dieron plata a la campaña electoral del Panameñismo, y deben seguir pagando para no ver la luz a cuadros.

  • Los fanáticos esperan el segundo round en el pleito entre el arzobispo José Domingo Ulloa y el predicador conocido como “Sopla Dios”. El réferi podría ser Ricardo Beteta. Ambos religiosos cuentan con veteranía en temas bíblicos.

  • Esperar el paso en una caseta en alguno de los corredores de la urbe capitalina, puede ser mortal para los conductores. Los registros oficiales revelan que allí hay constantes accidentes de tránsito. Afortunadamente, hay ataúdes para todos.

  • En Dolega, en la provincia de Chiriquí, siguen tomando agua de tuberías de asbesto. ¿Sabe alguien cuándo empezará a cambiarlas el personal del IDAAN? Los que tienen fe en el cambio, repiten el estribillo: ¡El pueblo primero!

  • El Opus Dei sigue entorpeciendo la educación sexual en las escuelas públicas. Panamá merece un mejor escenario que el de miles de niñas infectadas con el virus del Papiloma, a causa de relaciones tempranas. La oscuridad no es el camino.

  • Alianza, el partido político en formación, puso los pelos de punta al CD de Martinelli. Sin duda, es una jugarreta electoral para tratar de sacar al “enzapatillado” de Miami, del camino. Lo extraño es que nadie hable de alianzas populares.

  • En el reino de las tortugas, donde se escribe la historia sin fin,  todo es posible. Ahora, son percibidos en el ambiente nuevos escándalos de corrupción que atraen a las moscas al ámbito judicial. Amanecerá y veremos, para saber qué pasa.

No hay comentarios

Deja un comentario